<<< EL PAPELÓN EN TAPA <<<

LOS AUMENTOS QUE NO HAY, EL LAMENTO DEL CANCER QUE NO FUE Y EL CASO CABLEVISION. LOS PASQUINES DEL PAPELON DIARIO.

La tarea cotidiana de la lectura de los diarios se hace cada vez más dificultosa, en tanto uno a veces se resiste a continuar leyendo tantas mentiras y tergiversaciones como las que se publican en los pasquines. Y defino como pasquines a Clarín, La Nación y Perfil, que claramente dejaron la verdad de lado por lo que dejaron de ser “diarios” y por añadidura, dejaron de informar para sólo ocuparse de “operar” a sus lectores. Eso sí, quienes todavía firman sus editoriales se siguen llamando periodistas, pero lo que hacen dista de ser periodismo para pasar a ser aduladores del amo que les paga, en tanto escriben en función de la defensa de los intereses corporativos de las corporaciones mediáticas que integran sus dueños.

El episodio de la intervención quirúrgica de la presidenta ha puesto blanco sobre negro las mezquindades de muchos ante el asombro de todos. Resulta esclarecedor ver (y leer) la forma en como de cualquier cosa se intenta elaborar un relato para desacreditar a quien hace un par de meses acaba de ser ungida por la voluntad popular para seguir ejerciendo la primera magistratura por el 54,11% de los votos. Está claro que el resultado les resulta cada día más indigerible e inaceptable lo que aumenta el estado de confusión en el que se encuentran y del que se los nota imposibilitados de salir.

Sucede que, como decíamos en el post de ayer, la dificultad mayor radica en la incapacidad de entender el proceso que se inició en el 2003 y en la profundidad de los cambios que conlleva el modelo vigente. Quienes durante años estuvieron acostumbrados a imponer el relato, la creación de sentido y marcar la agenda, no pueden asumir el hecho de haber sido despojados de esa atribución por un actor antagónico que desde la construcción de ciudadanía implícita en la gestión política y medidas de reparación históricas demostró que otra forma de acumulación política era posible sin por ello afectar ninguna de las libertades o derechos de la sociedad sino, por el contrario, acrecentándolos.

Es así como la única opción argumental que continúan esgrimiendo es la de ponerse en el papel de víctimas y efectivamente lo son, digámoslo de una vez, en tanto son víctimas de una fuerza política que vino a equilibrar el poder, quitándoselo a las corporaciones para empoderar a la sociedad.
Quien tiene privilegios que utilizó en su propio beneficio por años, como a todas luces era por ejemplo el manejo de la única empresa productora de papel para diarios, y por acción del pueblo representado por sus legisladores pierde ese privilegio, queda resentido y se muestra como víctima del poder del estado, el mismo estado que en su momento lo privilegió, sin importarles la forma en como esos privilegios fueron adquiridos, en tanto representaba un lucrativo negocio que  los colocaba en una posición dominante desde la cual ejercían el poder de la construcción de ese relato que mencionábamos ya que le imponían condiciones a todos quienes quisieran ejercer el periodismo escrito.

La operación mediática respecto al tema de la salud de CFK, indicando sospechas de diagnósticos mal efectuados y sembrando dudas sobre los profesionales que trabajaron en el caso, no deja de ser la muestra de la cara más patética de esos grupos mediáticos que se sienten amenazados por la vigencia de una ley que democratiza y pluraliza las voces, a la vez que les afecta intereses, por lo que reaccionan de la forma más brutal, descartando las verdades para titular con mentiras.

Todos los profesionales consultados aceptaron como válida la decisión de intervención quirúrgica basados en el diagnóstico histo-patológico de la punción inicial que, para despejar dudas, ha sido difundido para lectura de todos. El análisis citológico de la glándula extirpada evidenció la ausencia de células cancerígenas. Entonces, el 98% de probabilidades de su presencia que había disparado la correcta decisión de la intervención, entró en el 2% de los casos en que se comprueba la inexistencia de células cancerosas. Esa evidencia, todo un alivio tratándose de la presidenta, resultó el disparador para sembrar dudas respecto al diagnóstico inicial, puesto en tapa con el título LA PRESIDENTA FUE OPERADA POR UN CANCER QUE NO TUVO.
Es decir que para no dudar de los resultados, lo que se esperaba era que se confirmara el cáncer. La constancia médica del “falso positivo” del que los especialistas hablaron se ignora, y entonces como el 2% prevaleció al 98% de las probabilidades, la medicina argentina hizo un papelón monumental, un bochorno, como caracterizó al hecho el pseudo-periodista con título de médico que labora para el monopolio Nelson Castro.  Otro impresentable del clarinete llegó al extremo de decir, “la presidenta . . . sufrió probablemente una mutilación innecesaria”.
Mostraron la hilacha de la mezquindad, de la decadencia, de la mala leche en función periodística.

La necesidad de esmerilar la credibilidad de Cristina los sigue sumergiendo en papelones constantes en donde la verdad y el ejercicio profesional del periodismo quedan de lado para solamente preocuparse por la defensa de los intereses de sus patrones, a costa de la pérdida constante de credibilidad, hecho que a todas luces vista deja de ser una prioridad para convertirse en una lamentable consecuencia de este “periodismo militante de intereses” que practican.

Hubo otros 2 episodios notables en estos últimos días. El episodio Cablevisión que dejo para el final y la tapa de los pasquines anunciando aumentos en trenes, colectivos y gas. Ante el tarifazo en los subtes perpetrado por el Mauri y siendo éste el protegido de estos medios, era imprescindible asociar otros aumentos que provinieran del gobierno nacional que emparden el aumento del subte. Entonces se recurrió al invento liso y llano: El anuncio del supuesto adelantamiento de aumentos que ya estaban previstos en trenes y colectivos, según Clarín, y de gas en La Nación. Esos titulares fueron correctamente caracterizados como “terrorismo mediático” por parte del secretario de transporte y resulta muy esclarecedor leer como hoy se victimizan ante la posibilidad de ser acusados de terroristas mediáticos a partir de esa declaración del secretario y ante la vigencia de la Ley Antiterrorista votada recientemente. Esta es la victimización espúrea a la que siempre acuden cuando en realidad, sólo se les hace notar que mienten. Pero cuando eso ocurre, se sienten atacados, se quejan de una embestida en su contra y siempre, indefectiblemente, se amparan en el supuesto ataque a la libertad de prensa que ya estamos podridos de escuchar, y que nunca nadie haya podido decir o demostrar haber recibido ni la más mínima presión o impedimento para seguir publicando lo que quieren. Se victimizan de la falta de libertad de prensa ejerciéndola.

Es que se deben acostumbrar al hecho en que el falso discurso de la falta de libertad de prensa ya no ejerce el efecto manipulador  de antes sobre la sociedad. Estos grupos económicos que añoran la derogada ley de la dictadura, modificada durante la década menemista a su antojo, son quienes tras la prédica de la “libertad de expresión” en realidad intentan camuflar su impunidad para ejercer la “libertad de extorsión” que antes operaba sobre los débiles gobiernos que sucumbían ante las presiones de esos medios que desde la “libertad de empresa” operaban en favor de incrementar sus privilegios e intereses.

El otro episodio digno de mención, el caso de la intervención a Cablevisión, lo dejé para el final porque resulta el más importante en términos económicos. Es el que representa el 77% de la facturación total del grupo Clarín. Todavía se sigue viendo como utilizan la señal de cable para meter en las tandas de todos los canales el aviso engañoso de la “ocupación” de la que, obviamente, fueron víctimas.  Gendarmería ocupa Cablevisión, se sigue viendo a todo rojo en el zócalo de TN. Nunca explican que la intervención fue producto de una orden judicial. Esa ceguera los llevó a intentar recusar al juez en lugar de apelar su decisión como les marcó la Cámara. Ahora si, ya apelaron. Esta es la gran disputa hoy iniciada por otro grupo mediático de Mendoza y avalada por un juez de la provincia. La misma situación pero en sentido contrario a los intereses de ambos grupos hoy en disputa, que estaban exultantes cuando otro juez de la misma provincia, anuló la Ley de medios. Aquél juez era probo, éste es un soldado de la embestida contra una empresa argentina que no es monopólica porque ostenta 237 señales sino porque invierte, y sólo invierte.

Hay que prepararse señores porque esto si que es el meollo del negocio y lo intentarán defender a como de lugar. Que nadie pretenda o espere que lo hagan desde el derecho y mucho menos desde la verdad. La defensa de estos intereses los llevará a utilizar todos sus medios y recursos para instalar el peor clima posible en tanto se preserven sus negocios en posición dominante.
Y saben que está pendiente de resolución en la Corte Suprema la cuestión del art. 161 de la Ley de Medios que versa sobre la cláusula de desinversión, es decir, de desprendimiento de todas las señales y empresas que superen los límites establecidos por la ley. Demorada resolución que constituye una situación de privilegio que esperemos la Corte dirima ponto, al término de la feria judicial, luego de más de 2 años desde la sanción de la Ley y de su puesta en vigencia, con la única excepción mencionada respecto del grupo clarinesco. Es que estos sectores de poder encuentran siempre una instancia más para demorar el alcance de las leyes que los representantes del pueblo votan para que haya más democracia y pluralidad de voces en la argentina.
Mientras tanto, seguirán PAPELONEANDO desde sus tapas en defensa de sus intereses e hiriendo  la verdad, aunque no podrán matarla, porque el pueblo ya sabe donde encontrarla.

Anuncios

Acerca de Alejandro Quijano

La única lucha que se pierde es la que se abandona.

Publicado el 11 de enero de 2012 en Posts. Añade a favoritos el enlace permanente. 1 comentario.

  1. Muy buena la nota.
    Te invito a agregarte a los grupos q administro para divulgar allí tu blog
    KIKITO EN LA RADIO CON SU HUMOR K
    BLOGUEROS K
    Mi blog es http://www.kikitodulce.blogspot.com

A %d blogueros les gusta esto: