<<< VOLVIÓ EL ‘JOACO’ <<< desmesuras de verano

DEDICAMOS ESTE POST A UN EXHAUSTIVO ANÁLISIS DEL EDITORIAL  DEL JOACO, MÁS DESBOCADO QUE NUNCA.

Aprovechando las posibilidades del color, lo que se ve en negro corresponde al editorial de moralito y en rojo los comentarios del bloggero que esto escribe. Empecemos.

____________________________________________

Domingo 29 de enero de 2012 | Publicado en edición impresa

 El escenario

Viejas y nuevas fobias de la Presidenta

Por Joaquín Morales Solá | LA NACION

A punto de iniciar la lectura debo advertir que el primer párrafo es antológico. Una sucesión de mentiras, tergiversaciones y expresión de deseos del autor que no se condicen con ninguna realidad, salvo la frondosa imaginación del escriba. Cada oración merecía un comentario, pero para ser ordenados, creo mejor opinar al término de cada párrafo.

Si Daniel Scioli es un enemigo, ¿qué les espera a los aliados menos sumisos que el gobernador? Si Hugo Moyano es un traidor, ¿qué pueden aguardar los peronistas que no contribuyeron tanto como él a la construcción de poder kirchnerista? Si la familia Eskenazi se ha convertido en un ejemplo de los empresarios desleales, ¿qué persecución podrían sufrir los hombres de negocios históricamente más distantes e indiferentes de los Kirchner? Si el proyecto oficial consiste en llevar a los empujones hacia una negociación a los envarados británicos, ¿qué idea de diálogo o de negociación prevalece en un gobierno que hasta imagina una reforma constitucional? A Cristina Kirchner la acompañan siempre, aparecida o reaparecida, sus viejas y sus nuevas fobias.

Se sabe que partiendo de premisas falsas se llega a conclusiones falsas. Las primeras palabras muestran la falsedad de la afirmación que sindica a Scioli como enemigo. Scioli no es enemigo. Convengamos que tampoco “es del palo” pero hace equilibrio entre lealtad, manteniendo los pies dentro del plato, y su afán de diferenciarse. Por ahora, su gestión y accionar, en líneas generales con la salvedad del manejo de la seguridad, se encuadran dentro del modelo nacional. Segunda premisa falsa: Moyano es un traidor. No señor. Traidor es otra cosa. Traidor fue Cobos. Moyano ha sido un pilar fundamental en la construcción y sustentación del modelo, sobre todo en épocas de Néstor, con quien encauzaba el diálogo con el gobierno y está claro que hoy esa pérdida se evidencia en la falta de un interlocutor equivalente, algo imposible por cierto. Hay una disputa de poder que no puede resolverse sino en favor de quien representa la voluntad popular y conduce, sin que esto implique un renunciamiento a la defensa de los derechos de los trabajadores que, por cierto, ningún gobierno ha protegido más que éste. NO SOY NEUTRAL ha dicho, pero fundamentalmente demostrado, nuestra presidenta. La familia Eskenazi posee la mayoría accionaria de YPF, empresa que comercializa el 65% de los combustibles que se consumen en la Argentina y junto a las demás petroleras han sido probadamente acusadas de cartelización de precios de venta del gasoil en perjuicio de las empresas transportistas. Esto no implica persecución, como infiere el joaco. No es otra cosa que defender los intereses de todos, aunque para ello sea necesario poner en caja a corporaciones importantes, sobre todo las de empresas petroleras. Si han leído comprobarán que cada línea es una barbaridad. La siguiente mezcla una supuesta intención de “llevar a los empujones” a los ingleses, como algo incompatible con una supuesta reforma constitucional. La relación es tan inverosímil, que demuestra lo desbocado que anda el joaco, sobre todo cuando escribe  “aparecida o reaparecida”.  Les juro que intento ser sintético pero como dejar pasar la inclusión de esas palabras sin decir nada? De más está decir que no hay ninguna ingenuidad en incluirlas, sino más bien una intención aviesa, con una connotación al tema de los derecho humanos. Y resulta que la compañía de Cristina son sus fobias. No son convicciones ni políticas concretas que sustenten el crecimiento y la consiguiente generación de puestos de trabajo, que permiten por primera vez “romper” el 7% del índice de desocupación para llevarlo al 6.7. Esto, que fue una gran noticia del discurso de la presidenta, ni lo menciona el joaco, empecinado como está en desinformar a sus lectores.

Cualquier experiencia autoritaria conlleva una dosis creciente de encierro nacional y de construcción incesante de enemigos, ciertos o artificiales. Pasado mañana, la Argentina volverá a encerrar su economía en términos sólo comparables a los de hace 40 años. Es cierto que la crisis internacional (y la caída vertical del consumo en el mundo más consumista) creará una sobreoferta de bienes y servicios. El sur de América pertenece a las pocas regiones del mundo que lograron esquivar, por ahora, las peores ráfagas de la tempestad internacional. Vendrán a vendernos cualquier cosa a precios muy baratos , explicó un funcionario. Es probable. Pero existen métodos menos salvajes que cerrar la Aduana y entregarles sus llaves a dos hombres inmoderados, como Guillermo Moreno y Ricardo Echegaray.

Señor lector, sepa usted (el joaco dice) que estamos transitando una “experiencia autoritaria”. Se puede afirmar algo más incongruente y fuera de toda realidad?. No resiste el menor análisis, pero es parte del discurso monopólico en tanto la afectación de intereses de grupos de poder dominantes sólo puede configurar, no el accionar de un gobierno democrático absolutamente refrendado por la voluntad popular, sino autoritarismo. Esta es quizás la afirmación más grave de esta nota. Una desmesura escrita por una persona en estado de emoción violenta. Acusar al gobierno de autoritario, de crearse enemigos en el marco de un encierro nacional, es propio de alguien que más que una opinión requiere de un urgente diagnóstico. Es salvaje el método de cerrar la aduana. Error joaco. No se cierra la aduana, se regulan las importaciones. Se trata de evitar pérdida de divisas comprando afuera lo que producimos adentro. Se trata, justamente, de incentivar la producción nacional protegiendo nuestras fábricas e industrias y nuestro nivel de empleo. Es ésta la crítica más directa al modelo. Añora la época de aduanas abiertas que destruyeron nuestra industria y cerraron nuestras fábricas dejando miles de obreros en la calle. Y otra vez, la necesidad de demonizar a los funcionarios que, simplemente, cumplen bien con su función.

La economía del mundo actual no es la economía que estudio Moreno. No es cierto, por lo demás, que la Argentina pueda vivir con su economía aislada del mundo. De hecho, su espectacular recuperación de la gran crisis de principios de siglo se debió exclusivamente a su capacidad para venderle al mundo. ¿Puede un país, en el interrelacionado mundo actual, venderles a los otros y, al mismo tiempo, reprimir las propias compras?

NO es así joaco. Estás mal informado y transmitís eso en tu notita. La Argentina no está aislada sino cada día más interrelacionada con el mundo y fundamentalmente, con América Latina.

Brasil ya mostró su fastidio. No es poco. Brasil y la Argentina aumentaron su comercio bilateral en los últimos años como ninguno de los dos lo hizo con otro país del mundo.

Al fin una verdad, la del final del párrafo, que es lo que contradice tu falsa afirmación del inicio. Precisamente, por el espectacular aumento del intercambio comercial con Brasil es lógico que surjan cuestiones que pueden ser un pequeño escollo, pero tranquilo joaco, por más que lo desees, nunca habrá una piedra en la relación entre la Argentina y Brasil, porque lo principal prevalece a una cuestión menor de comercio.

La deprimida Europa sigue siendo el segundo destino de las exportaciones (industriales más que nada) de la Argentina. El gobierno kirchnerista podría escribir reglamentos nuevos, acomodados a tiempos de crisis, para impedir el dumping , la cartelización o la competencia desleal en su comercio internacional. El conflicto es, en cambio, la arbitrariedad y el personalismo de las políticas.

En la misma línea de pensamiento de antes, un gobierno que el joaco define autoritario comete arbitrariedades y, para peor en este caso, serían personalistas sus políticas. Ratifica su postura inicial y no hay confusión alguna. Es el intento de construir un relato, dar sentido a una concepción que estigmatiza el accionar del gobierno, que no “administra intereses” sino que establece políticas y toma medidas que los afectan, en un sentido de beneficio mayoritario y búsqueda de la igualdad.

La economía argentina está demasiado relacionada con el mundo como para encerrarla en sistemas que se parecen a la nostalgia de un tiempo definitivamente antiguo. La industria automotriz podría paralizarse, como ya lo hizo en parte, si se frenaran las importaciones, sobre todo de Brasil. Casi toda la producción argentina necesita de insumos importados, incluido el fundamental sector agropecuario. El campo argentino es el más moderno del mundo, pero su producción requiere de imprescindibles insumos importados.

¿Puede ser serio alguien que al cabo del año en que se alcanzó el récord de ventas de autos nuevos (más de 800.000 – 28% más que el año 2010), récord de producción y la compra-venta de  1.300.000 autos usados, en el afán de únicamente operar al lector descuidado o como ofrenda al que busca malas noticias, se pronostique que la industria automotriz podría paralizarse por el cierre de las importaciones? No, no es serio. Como ninguno de los pronósticos (todos incumplidos) dados por el joaco en los últimos 2 años. Récord total de fallidos, y lo dejan seguir escribiendo . . . Que le ocurriría en el trabajo a usted, amigo lector, si en decenas  y decenas de pronósticos dados semanalmente, al cabo de más de 2 años, los errara TODOS? Bueno, un privilegiado el joaco . . .

Nada es como parece. Aunque se muestren distantes, a Cristina Kirchner y a David Cameron los une una misma necesidad política: los dos están en medio de una crisis actual o por venir. Los dos han elegido las Malvinas, perdidas en el confín del Atlántico Sur, para conseguir el oxígeno político interno que les falta o les podría faltar en tiempos inminentes.

Atención que viene a toda velocidad con los pronósticos y ahora muerde la banquina y se va al barro. Es la construcción de sentido, en donde lo peor resulta inevitable, y la expresión de deseos se toma como una verdad revelada. Lo malo ya llega. La crisis “por venir” es inminente. De tan burdo el intento, no es increíble? Se nota mucho joaco, ya te conocemos mascarita.

Las Malvinas son argentinas -qué duda cabe- y es cierto también, como recordó la Presidenta, que la dictadura militar convirtió esos islotes en su último recurso para perpetuarse. Los más de 650 muertos inocentes de la guerra perdida, inútil y regresiva de 1982 se convirtieron en héroes olvidados de la democracia. Después de esa derrota militar, la jerarquía uniformada no tuvo otra alternativa que aceptar el advenimiento de la democracia.

Para el joaco, el advenimiento de la democracia ha sido exclusivamente una concesión de la jerarquía uniformada por la derrota militar y nunca una victoria del pueblo manifestando en las calles reclamando libertad.

Cada situación tiene su adecuado contexto. Es mejor hablar de diálogo que de tensiones, es cierto, pero un país como Gran Bretaña no se sienta a negociar llevado de las narices. Todos los gobiernos españoles, que tienen un contencioso parecido con Londres por el Peñón de Gibraltar, reclaman exactamente lo contrario que la Argentina. Quieren empezar cuanto antes una negociación sobre todo lo que rodea a Gibraltar (su relación comercial, humana y de servicios con España) para abordar en algún momento la inevitable cuestión de la soberanía. España no ha renunciado a la soberanía de Gibraltar, pero busca llegar a ella como se puede llegar y no como quisiera llegar.

Señores, deben anoticiarse que al poderoso no se lo puede llevar de las narices. Hay que adecuar el reclamo a lo posible y no a lo que corresponde. El joaco nos propone la resignación para aceptar cualquier concesión inglesa y no el reclamo de nuestros derechos en todas sus dimensiones.

Lanzarse unos a otros adhesiones de terceros países (la Argentina con el Mercosur y Londres con el Caribe) es un ejercicio vano. Los dos ponen en juego los intereses ajenos de otras naciones, cansadas éstas ya de opinar sin que se avizore nunca una solución.

Ya en el barro, empezamos con la mentira. Digo mentira porque seguro él lo sabe pero lo oculta, lo que también es una forma de desinformar. Fueron 35 países de toda Latinoamérica, incluyendo los del Caribe, quienes constituyendo la Celac, firmaron la declaración de reconocimiento de los derechos argentinos sobre Malvinas y de reclamo a la ONU para que Inglaterra se siente a discutir soberanía. A eso se agrega la postura de los países del Mercosur de impedir la entrada a sus puertos de buques con bandera de Malvinas. Y finalmente, se puede comprar el peso económico y político que diferencia a islas del Caribe con el Mercosur?

 

 

 

 
Cristina Kirchner tiene una probable crisis próxima por un voluminoso ajuste por llegar: aumentos generalizados de precios y de impuestos y módicos aumentos salariales. Esos son los momentos ideales para desplegar las banderas de una confrontación externa. Cameron tiene a su coalición gobernante bajo una enorme presión política y social por el ajuste de la crisis internacional. Eso es lo único que explica que se haya jactado de cuidar la seguridad de las Malvinas ante supuestos belicismos argentinos. Cualquier gobierno extranjero sabe que la Argentina carece de la más mínima condición para emprender una aventura bélica. Es hora, en fin, de que la Argentina y Gran Bretaña hablen sobre cualquier cosa de las Malvinas, pero que empiecen a hablar. La soberanía es una cuestión que llegará, pero sólo después de que hayan preparado el clima previo, e indispensable, para una negociación.

El joaco sigue en el barro tirando pronósticos. A su vez, contradice las afirmaciones y títulos de sus colegas escribas del diario para quienes el ajuste ya llegó. Para el joaco está por llegar. Y él ya sabe que el resultado de más de 2000 paritarias arrojará módicos aumentos de salarios. No tendríamos ni la menor chance de encarar una aventura bélica, (vaya novedad) algo dicho no porque exista ni el más mínimo indicio en ese sentido, sino para dejar claro nuestra condición de débiles.  

Las fantasías son contradictorias con las relaciones internacionales. Proyectar un “cerco” sobre Londres por parte de los europeos y de Washington, como sueñan los funcionarios argentinos, sería extravagante si no fuera demasiado ingenuo. Los británicos son socios importantes de la Unión Europea, aun con sus diferencias, y siguen siendo los principales aliados en el mundo de los Estados Unidos.

No puede salir del barro y oculta informar el comunicado del Departamento de Estado de EEUU en el que sin mencionar a los kelpers, el gobierno de Obama reconoce la disputa entre ambos países e insta a los gobiernos de Argentina e Inglaterra a una negociación bilateral.

El enemigo también está en casa. ¿Scioli? ¿Moyano? ¿Los dos juntos? En realidad, cuando Scioli propuso el regreso de Moyano al Partido Justicialista estaba poniendo en práctica un viejo principio suyo. Alguien tiene que ocuparse del peronismo , suele deslizar el gobernador. Es una manera indirecta de decir que el kirchnerismo se ha vuelto exclusivamente camporista. Scioli aprendió también en los últimos tiempos que Gabriel Mariotto no es un satélite sin órbita. Todo lo que hace y dice contra Scioli, y hace y dice mucho, tiene algún respaldo de Cristina Kirchner.

Nótese la connotación negativa que le infiere a la palabra camporista. Forma parte de un lenguaje demonizador de la juventud y a la vez un guiño al lector del diario que, ya sabe, todo lo que tenga que ver con La Cámpora, es malo.

Sin embargo, también existe una estrategia más amplia de Scioli, que podría resumirse en algunas preguntas y sus obvias respuestas: ¿por qué dejar que Moyano se convierta en la referencia más importante de la oposición? ¿Por qué dejarlo crecer en los espacios del antikirchnerismo ante eventuales tiempos adversos para el kirchnerismo? La estrategia podría servir para el gobierno de Cristina Kirchner, pero también para la construcción de la carrera presidencial de Scioli. Moyano es un obstáculo para el ajuste salarial que se propone el Gobierno. Cristina está lejos entonces, y aún más lejos la reconciliación del líder cegetista con ella.

Con el barro por la cintura (y subiendo) el joaco acaba de “ungir” a Moyano como principal referente de la oposición a quien Scioli, para no perder terreno dentro del antikirchnerismo, debería disputarle ese liderazgo, en el marco de la construcción de su carrera presidencial. Esto es, sin dudas, su máxima aspiración de deseos, disfrazada de análisis político sesudo y veraz.

Esa estrategia de Scioli tiene, además, su propio escollo: la concepción autoritaria del poder considera la negociación como una capitulación. Por eso, el reformismo constitucional es un divertimento del kirchnerismo; no se alcanzan esas cimas políticas sin el reconocimiento del otro y sin la vocación de acordar. No existe ninguna de las dos condiciones. Por ahora, el reformismo no es más que un alardeo para detener antes de que llegue el inevitable debate por la sucesión de la Presidenta en 2015. Palabras. Construcción de la agenda política. El país y su sociedad pasan por otro lado.

Aquí si se nota la dificultad para darle un cierre a la nota que deje en el lector la esperanza de que todo llega y este oprobio “K” también terminará algún día. Desconoce que la política es negociación, permanente diría. Justamente, esa confusión le impide discernir entre el político democrático y el autoritario. El autoritario no negocia, impone. El democrático negocia todo el tiempo y avanza. El autoritario, cuando no se impone, capitula. La presidenta acaba de ratificar su liderazgo hace escasos meses con el 54.11%. El país y su sociedad van por ese lado.

¿Reforma y autoritarismo? ¿Todo junto? Improbable. Moreno, el “príncipe” de Cristina Kirchner, como ella misma lo llamó, sobresale no por sus seniles ideas económicas, sino por el despotismo con que las impone. Las personas definen a las cosas.

Inmerso en el barro, le da otra vuelta de tuerca a la idea del autoritarismo, de lo arbitrario, que  ahora también resulta despótico. Y por más esfuerzos demonizadores que haga, en realidad personalizan en Moreno pero se lo están diciendo a la presidenta. Y para finalizar, digamos que en toda la nota se obvió lo más medular del discurso de Cristina, que fue el llamado de atención a las empresas petroleras comercializadoras de combustibles, recordándoles que ya pasaron los tiempos de la colonia en que se la llevaban toda sin dejar nada, que el subsuelo es de todos los argentinos y que lo que ellos tienen son sólo concesiones. Quizás esto fue ocultado para evitar una definición en defensa de las empresas, que es lo que hacen todos sus colegas en el diario.

Anuncios

Acerca de Alejandro Quijano

La única lucha que se pierde es la que se abandona.

Publicado el 29 de enero de 2012 en Posts. Añade a favoritos el enlace permanente. 6 comentarios.

  1. EXELENTE E IMPERDIBLE TU NOTA….SENTI PLACER AL LEERLA Y NOTAR QUE HAY CAPOS COMO VOS PARA DESMISTIFICAR LOS DICHOS DEL TIRANO…

  2. Alejandro: en primer lugar, te admiro el estómago de seguir leyendo al Juaco; el desgüace de la nota es excelente.
    Como decís, parece que la muletilla ahora es comparar este gobierno con la dictadura. Otro tópico sigue siendo el “aislamiento” del mundo (dónde vive este señor?)
    Y cuando hablás del privilegio, cómo reza el dicho? “…los únicos privilegiados son los niños y los estúpidos?… Juaco no es un niño, ergo…
    En serio, te medicás antes de leer sus notas?
    Abrazo kompañero!

    • Gracias por tu comentario María. La verdad, no es fácil porque ya la lectura del primer párrafo indigesta y hay que hacer un esfuercito, la verdad sea dicha.
      Y cuando me referí a que es un privilegiado el joaco, quise decir que, a pesar de yerrar todos sus pronósticos, sigue contratado y seguramente, le pagan bien.
      Es probable que sea ese el único motivo por el que sigue escribiendo, por dinero. Ya no le importa el prestigio, LO HA PERDIDO.

  3. ¿Qué entiende por “fobia” el Sr.? joaco?

  4. Ja,parecés Oyarbide,el papél higiénico de las cagadas kichneristas….¡¡Qué orgullosos deben de estar en tu familia de tenerte como integrante!!!

A %d blogueros les gusta esto: