<<< LA ESTADISTA y el alcalde <<<

Una cátedra de política, una prueba cabal de como se gestiona. De como se puede gobernar 8 años sin tomar una sola medida en contra del pueblo. Los medios de la corpo critican desde la impotencia y la incapacidad de contrarrestar semejante ponencia, doctoral e histórica.

No cabe dudas que leer los pasquines de la corpo constituye un acto supremo de militancia. Ya lo he dicho, hay que predisponerse a indigestarse con las palabras que salen como de una cloaca. El discurso de apertura de sesiones legislativas los descoloca con tanta profundidad como el espectacular resultado electoral y el consecuente triunfo del 54.11%. Estuvieron efectuando ingentes esfuerzos para construir un relato de fin de ciclo que contó con el seguidismo de todos los partidos de la oposición. La cantidad de votos de Octubre y primordialmente la diferencia con el segundo, fue un durísimo golpe que aún hoy no terminan de procesar en su total magnitud pero que sin dudas, constituyó el más rotundo fracaso de los monopolios puestos a ejercer el rol de la oposición que los propios partidos políticos le dejaron.

Con la chapa puesta  del 54.11%, se embarcaron en una profusa campaña mediática para esmerilar el resultado electoral que transitó varias etapas, empezado con la corrida contra el dólar y luego incluyendo la operación de la presidenta, ambas antes de que formalmente Cristina asuma su segundo mandato. Tal la desesperación por el enorme caudal de apoyo social con que cuenta nuestra presidenta, algo que resulta letal para sus intereses. Dichas campañas de ataques constantes al gobierno han resultado todas inconducentes.  De todas formas, igual continúan en su empeño.
Entonces cambiar el clima, en realidad, crear un clima de desazón, en donde lo que no está mal lo estará muy pronto, que la economía entra en un cono de sombras, que hay una corrupción generalizada, que faltarán insumos básicos para la industria por el empecinamiento de Moreno de cerrar las importaciones a todo lo que no se produzca aquí o de todo lo que no pudiera producirse aquí, que el vice presidente utiliza su cargo para gestionarle negocios a sus amigos, que hay que “respetar” el derecho de autodeterminación de los ingleses que viven en Malvinas, considerándolos como si fueran lo que no son, es decir, un pueblo originario, en suma, una cantidad importante de mentiras y malos augurios que son, parte de los ingentes esfuerzos con los que intentan atacar a la presidenta y sus funcionarios y utilizan todos sus medios y lenguaraces ad-hoc para embestir contra el gobierno.

Hasta que una mañana la tragedia se hizo tren y los descuidados vagones de la formación del ramal del Sarmiento se constituyeron ataúdes que encerraron a 51 víctimas. La muerte se hizo presente en una magnitud como hacía mucho tiempo no ocurría. Y a partir de allí, un nuevo elemento ingresó en el muestrario de la consabida pestilencia monopólica. A partir de este hecho se envalentonaron y no trepidaron en utilizar la tragedia, aprovecharse de las muertes y hacer política con la sangre de las víctimas para continuar con su tarea de desgaste y constante presión contra el gobierno, creando un discurso mezquino pero fundamentalmente  hediondo para sacarle hasta la última gota de racionalidad a la discusión política y lucrar con la muerte.

Un nuevo actor habría de sumarse a la estrategia de desgaste al gobierno impulsada por los medios, alguien a quien consideran “de los nuestros”, socio de Magnetto y el grupo clarín, a quien le concedió un contrato por provisión de computadoras y servicios de internet por 250 millones de dólares; quien sino él, EL VAGO de Mugrizio Macri.  La posibilidad de utilizar la tragedia como elemento de victimización para justificar el no hacerse cargo estaba servida con aval y extensa cobertura mediática, para devolverle la pelota del Subte al gobierno, con la aviesa intención de profundizar el descontento y la desazón que dejó la tragedia de Once y sus víctimas.

En conferencia de prensa anunció la suspensión de la participación del Gobierno de la Cuidad en la mesa de negociación que ultimaba los detalles del traspaso, gritando a los 4 vientos NO, NO LO QUIERO, quedando en la peor de las posiciones en las que un político puede quedar, como es la de evitar la gestión, pretender no involucrarse en solucionar problemas, el NO HACERSE CARGO. Cierto, Macri no es político, es un niño de papá puesto a político desde una visión empresarial del manejo de la cosa pública.

Siendo que durante tanto tiempo reclamaron el manejo del Subte, luego de 60 días de firmado el acuerdo con el Gob Nacional por el que se acordó el traspaso jurisdiccional del servicio, con principio de ejecución en el aumento de tarifas del 127%, justificado que tuvo que ser ante la justicia dejando claro la potestad para hacerlo a partir de la transferencia acordada, pateó el tablero y quiso devolverlo, pero con tal falta de timing que lo hizo a horas del inicio de sesiones legislativas, dándole a la presidenta la oportunidad de “comentar” semejante decisión en un escenario que obviamente excede completamente a macri, pero que es el lugar natural en el que se desenvuelve la presidenta, en contacto con su pueblo, hablándole, en este caso, con todos los legisladores nacionales como testigo. Y la presidenta, PULVERIZÓ a macri dedicándole unos minutos de su extraordinario discurso para encuadrar política y jurídicamente la gravedad de semejantes actitudes y decisiones tan infantiles como irresponsables del Alcalde porteño.

Las explicaciones posteriores para justificar su rechazo a HACERSE CARGO no aportaron mayores precisiones, tampoco argumentos que lo justifiquen. Así, el mauri quedó desnudo, y a la vista de todos como quien no asume las responsabilidades del cargo, como un holgazán que intentó miserablemente utilizar la tragedia y las muertes de Once para excusarse.

Pero el punto en cuestión es la intencionalidad política detrás de semejante decisión, que esconde la idea de aportar al descontento surgido por el estrago en el Sarmiento. Toda la corporación mediática se encuentra abocada a la tarea de magnificar lo ocurrido para que actúe como bisagra en el apoyo popular con el que cuenta el gobierno y la presidenta.

Lo que no tuvieron en cuenta es que la presidenta no es alguien a quien puedan acorralar a los empujones de tapas y el antes y después de, la verdadera bisagra, en realidad, la marcó el IMPRESIONANTE DISCURSO de apertura de sesiones del Congreso. La profusa información de todo lo hecho, la explicación de lo que falta sin dejar de remarcar la importancia de mantener el rumbo y desde la sintonía fina profundizar el modelo, de la necesidad de CAMBIAR para seguir siendo los mismos, ha sido de una importancia y magnitud tal que el acontecimiento del Subte pasa necesariamente a un segundo plano, sin por ello perder importancia por la gravedad institucional que implica tener un jefe de gobierno que huye ante los problemas de gestión.

El discurso de la presidenta nos interpela como sociedad en tanto exige de nuestra parte un compromiso mayor, un ejercitar las convicciones cotidiano para explicar militantemente todo lo que tangamos que explicar, y todo lo que podamos, cada uno desde su lugar y entorno, para sumar apoyos a la sustentación del modelo. Una nueva generación de derechos está en el horizonte, por los que deberemos luchar  para alcanzar mayores grados de inclusión y mejores condiciones de bienestar. La tarea no es menor y el camino no estará exento de dificultades. Contamos con la extraordinaria ventaja de tener quien nos guie, lo que a su vez nos obliga a no cesar en nuestro esfuerzo para acompañarla en la enorme tarea de plasmar una sociedad cada vez más igualitaria.

Anuncios

Acerca de Alejandro Quijano

La única lucha que se pierde es la que se abandona.

Publicado el 3 de marzo de 2012 en Posts. Añade a favoritos el enlace permanente. 2 comentarios.

  1. Ya tenés una nueva seguidora… gracias por tu aporte y salute!
    Victoria

A %d blogueros les gusta esto: