Archivos Mensuales: noviembre 2012

<<< INFLACIÓN: ¿CULPA DE QUIÉN? <<<

“La culpa de la inflación es del gobierno”, es la respuesta rápida y hasta automática de cualquier opositor a quien se le pregunte. También será la respuesta generalizada. Obviamente, esto ha sido IMPUESTO por la construcción de sentido que hacen todos los medios hegemónicos y opositores y el mito se sustenta en que además, nadie o casi nadie se preocupa por intentar explicarlo.

7Da---

Lo primero que hay que decir es que la inflación no es culpa del gobierno, al menos que alguien haya visto legiones de funcionarios remarcando precios en los puntos de venta. Pero ¿a qué se debe que todo el mundo, responda el gobierno? Entonces, descubriremos una intensa madeja de intereses que intentan desviar la mirada para no identificar a los verdaderos responsables.

Luego de 8 años de un intenso crecimiento que expandió la economía a tasas cercanas al 9 por ciento anual, en Argentina comenzó a registrarse una marcada aceleración de los precios. Los representantes de la ortodoxia reaccionaron con rapidez y, hasta podría decirse, con una cuota de goce perverso. Para ellos la inflación obedece a tres determinantes:

1. La exagerada emisión monetaria.

2. El descontrolado crecimiento de la demanda agregada.

3. Los desmedidos aumentos salariales.

Este diagnóstico es el pretexto perfecto para agitar sus inoxidables banderas, aquellas que habían tenido que replegar discretamente después del estrepitoso fracaso de sus políticas durante los años ‘90. Sin siquiera tomarse la molestia de revisar sus viejas ideas luego de haber generado la más profunda crisis económica de la historia, los muertos–vivos del pensamiento ortodoxo regresan para repetir su decálogo de políticas antinflacionarias.

Antes que nada, por vocación monetarista, reclaman la restricción de la emisión de dinero y del crédito, junto con el aumento de la tasa de interés. Al mismo tiempo, exigen poner a raya el presuntamente descontrolado crecimiento de la economía, enfriando la actividad mediante la reducción del gasto público. Por último, exigen que el Estado controle la presunta causa de la inflación que más fastidio les provoca: los aumentos de salarios. En este punto, los propios liberales se olvidan de las supuestas virtudes del libre mercado y claman por un Estado activo en la represión salarial.

Entonces esta es la explicación ideologizada del neoliberalismo pero que lamentablemente, se encuentra extendida en vastos sectores de la población y eso explica que mucha gente siga identificando al gobierno como responsable y esto es algo que todos padecemos en nuestros debates en cualquier ámbito.

Y el hecho de que nadie esboce otra respuesta FORMA PARTE DE LA DESINFORMACIÓN inducida  porque desde los medios hegemónicos repican todo el tiempo con el tema sin señalar NUNCA a los responsables, solamente dicen que NO ES la que miente el INDEC y ciertamente, no es.

sopa

LA DESINFORMACIÓN QUE NOS TOMAMOS CADA DÍA.

La década de los 90 y la canalla mentira del 1 a 1 desindustrializó el país dejando un tendal de desempleo. Cuando Néstor asume, había más desocupados que los votos que sacó. Sin embargo, se inició un proceso de re-industrialización que aparte de generar empleo debía paliar la consecuencia de estar atados a todo lo que venía de afuera para mantener el aparato productivo.

Un régimen de dólar competitivo para mantener rentables nuestras exportaciones en una economía abierta y en expansión enfrenta, por su naturaleza, serios problemas para lidiar con un escenario internacional signado por el aumento en los precios de los productos primarios. Aunque se encuentre deliberadamente ausente en los diagnósticos ortodoxos, es difícil pasar por alto el hecho de que el principal impulso inflacionario que hoy afecta a la economía argentina es de carácter importado.
En un contexto de incremento de los precios internacionales, este empuje externo se traduce primeramente en la economía local en una suba de los precios de los bienes transables respecto de los no-transables, es decir, en una modificación de precios relativos. Una de las especificidades de la economía argentina radica en que los bienes transables ocupan un lugar preponderante en la canasta de consumo de la clase trabajadora. En un marco de menor desempleo, esos aumentos son compensados mediante aumentos del salario nominal como única forma de defender el poder adquisitivo de las remuneraciones. De esta manera, el impulso inflacionario importado termina de transmitirse a la totalidad de los precios una vez que esos incrementos defensivos del salario nominal son trasladados a precios por los productores de bienes no transables, gracias a que estos productos no están sometidos a la competencia del mercado internacional.
En efecto, la desindustrialización tuvo otra consecuencia como ha sido una fenomenal CONCENTRACIÓN de empresas que producen los insumos básicos de la canasta familiar. Es así que ante el fenomenal estímulo de demanda agregada que aporta el gobierno nacional a través de la AUH, las jubilaciones y la apertura y funcionamiento de las 2500 paritarias, el sector empresario concentrado establece una puja distributiva, en tanto intenta apropiarse de esos recursos antes inexistentes a través del simple mecanismo del aumento de precios.

El siguiente cuadro muestra claramente al nivel de concentración de muchas marcas en pocos grupos productores de casi todo lo que consumimos.

consumo

Una política antinflacionaria consiste en FOMENTAR la industrialización para que haya competencia nacional contra las empresas extranjeras concentradas de manera que no sean los únicos actores del mercado junto con una intervención mayor del estado que implique mayores inversiones para aumentar la oferta y no los precios.

Quizás luego de esta explicación sencilla haya podido explicar la complejidad del tema inflacionario que, repito, para no responsabilizar a quienes de verdad aumentan los precios, (con las empresas concentradas de comercialización incluidas), que son los principales avisadores de estos medios constructores de sentido, es decir, las empresas que les interesa el país que publicitan en los medios hegemónicos, éstos toman por el discurso de la anti política culpando al estado y enfocando en el gobierno TODA la RESPONSABILIDAD.

Entonces, ante la gran concentración de productores de bienes y productos de consumo masivo se le suma la concentración que se da de hecho en las cadenas comercializadoras que venden cerca del 75% del total.

En un reconocimiento al tema inflacionario, el gobierno ha empezado a tomar medidas para de alguna forma interceder en esa capacidad de los formadores de precios de subirlos a su antojo y ser ellos los que definan sus tasas de ganancia sin control de ningún tipo. De allí el acuerdo de precios firmado que esperemos dentro de poco se prorrogue a lapsos de tiempo más prolongados. Y que se cumpla. Los empresarios deberían tomar nota que eso es siempre preferible a desafiar al gobierno que en 10 años ya ha dado varias muestras de que cuando encara un tema, nunca retrocede y va hasta el fondo. Y el paso siguiente sería analizar la estructura de costos de las empresas, algo a lo que seguramente los empresarios no sean muy afectos.

Hoy se sabe que el 80% del total de los alimentos y productos de consumo masivo, incluido los de limpieza, son producidos por 24 empresas. Entiéndase bien y compréndase en su total magnitud: solamente 24 empresas alimentan y proveen productos de limpieza a los 40 millones de Argentinos. Si a eso le sumamos que alrededor del 60% de todos esos productos se comercializan en grandes cadenas de supermercados y que esas cadenas son sólo 4 entonces tenemos una idea cabal del altísimo grado de concentración oligopólica de la producción y comercialización de todo lo que consumimos y es allí donde y en quienes radica la RESPONSABILIDAD de los aumentos de precios.  Esto es lo que los grandes medios hacen esfuerzos ingentes por ocultar.

7dabc-

El arreglo es, los medios no identifican ni cuestionan a los formadores de precios en tanto éstos aceptan las condiciones que le imponen las cadenas de comercialización que a su vez gastan fortunas en publicitar sus “ofertas” y “descuentos” en esos mismos medios que establecen e imponen la idea de quien tiene la culpa: Así toman el atajo de echarle la culpa de la  inflación al gobierno. Eso es mucho más fácil que culpar a sus avisadores.

<<< SABATELLA LO DIJO CLARITO <<<

La conferencia aclaratoria del 7D de Martín Sabatella dejó tela para cortar y Clarín ya debe tener bien en claro a que atenerse si no se presenta antes del  vencimiento de la cautelar.

Resultó instructivo pero muy revelador ver que son muchos y no sólo Clarín, los grupos que deben adecuarse. Esa pantalla con el logo de todos los que hoy estarían en falta es un mazazo a la estrategia y el discurso de Clarín. Ellos se siguen victimizando y alegan que la Ley se hizo para desguazarlos y sin embargo, el listado incluyendo los grupos más renombrados en poder de los medios, los desmiente porque el gobierno informó el nombre de cada grupo que está en falta, informó porque motivo deben adecuarse y dio precisiones respecto a LOS PLAZOS para después del 7D y POR PRIMERA VEZ, respecto a los criterios con que se decidirá que se licita de quien no se presente.

Efectivamente, además de informar en cuanto se excede cada grupo y porque, fue importante la explicación de “que se le quitará” o sobre que licencias se actuará de oficio y se ofrecerán  en licitación pública.

No voy a entrar en una crónica de lo que dijo el titular del AFSCA sino en la trascendencia e implicancias políticas de lo que si dijo y cuando no lo dijo de manera directa, si lo dio a entender de manera implícita.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Para quienes ANTES del 7D no se presenten con su plan de adecuación, en razón de estar todos los plazos de la Ley vencidos, pierden el derecho de ser ellos quienes deciden como venden, a que precio y a quien pero, fundamentalmente, pierden el derecho a decidir QUE venden de todo lo que estén excedidos.

Inevitablemente, caemos en Clarín ya que es el único grupo de comunicación que se ha manifestado públicamente diciendo que no se presentarán antes del 7D y que según la interpretación forzada que hacen del fallo, a partir de esa fecha ellos tienen otro año para adecuarse o para que se resuelva la cuestión de fondo.

Es necesario recordar el Fallo de la Corte para comprobar lo inverosímil de la postura clarinista:

• Que no puede dejarse en manos de la parte beneficiada por la medida cautelar el momento en que debe comenzar el cómputo de razonabilidad de su vigencia, porque se daría lugar a especulaciones procesales que no sólo resultan incompatibles con la buena fe que debe guiar a las partes en el proceso, sino que afectan seriamente la seguridad jurídica.

De esta afectación a la seguridad jurídica producto de las dilaciones en que incurrió clarín en el manejo de la causa no van a decir nunca nada. Sigamos con la Corte:

•  Es decir que, si bien las actoras obtuvieron una medida cautelar el 7 de diciembre de 2009 y promovieron la demanda el 4 de febrero de 2010, recién procedieron a notificarla el 17 de noviembre de ese año. De manera que, entre el dictado de la medida precautoria y la notificación de la demanda transcurrió un año, por la sola voluntad de las peticionarias, lo cual resultaría demostrativo de un interés más centrado en lo provisional que en la resolución definitiva del pleito.

La corte le dice a clarín que desde que se sancionó la Ley hasta el presente, de los 3 años con que se beneficiaron con “la medida precautoria” –es decir, la cautelar- un año entero fue producto de su accionar dilatorio, en el simple hecho de notificar la demanda. Otro palito a clarín:

• No es posible tolerar que, a partir de la obtención de medidas cautelares una de las partes pueda desentenderse de la marcha del proceso principal o prolongar artificialmente su duración, ya que ello constituye un supuesto de ejercicio contrario a los fines de lo que la ley tuvo en miras al reconocer este tipo de medidas.

Y finalmente, 3 párrafos que tampoco son en favor del clarinete:

• La Corte distingue las cautelares como tutela urgente de los derechos fundamentales de aquellos casos meramente patrimoniales en las que se demanda al Estado. En estas últimas no está en duda la solvencia y por lo tanto no puede haber una excesiva prolongación.

• Que la propia actora ubica el caso dentro del derecho de defensa de la competencia. Dice que el daño que le causa la aplicación del artículo 161 es la pérdida de licencias que le han sido concedidas y que la obliga a vender activos que detalla. Es decir, una cuestión de organización del mercado que existe en todo el derecho comparado y de naturaleza exclusivamente  patrimonial.

• Que en cuanto a la protección de la libertad de expresión, esta Corte ha sido muy clara y consistente en su reconocimiento a lo largo de una extensa e importante jurisprudencia. Sin embargo, en la causa no hay más que una mención al tema, ya que la parte actora no aportó ningún elemento probatorio que demuestre de qué modo resultaría afectada esa libertad. Más aún, en los escritos de la recurrente no hay más que menciones generales, pero no existen argumentos que relacionen directamente la norma de desinversión con la libertad de expresión.

Esto último es LAPIDARIO para Clarín. LAPIDARIO.

Quienes leen este blog, ya tendrán una idea de estas cuestiones que ya han sido explicadas con anterioridad, pero como la cosa vuelve a estar en “la agenda” es bueno refrescar los argumentos, que provienen de la corte, para explicar porque la Ley debe imponerse y aplicarse no habiendo chance de que un juez o jueces de cualquier instancia declaren la inconstitucionalidad de los artículos cuestionados.

Entonces, para terminar con esta parte que hace al sustento que le da fuerza a la Ley, repasemos la parte DECISORIA del fallo de la Corte, que resuelve lo siguiente:

1) Se hace lugar a la queja, se declara procedente el recurso extraordinario federal y se confirma la sentencia apelada en cuanto rechazó el pedido de levantamiento de la medida cautelar y fijó su plazo de vigencia en treinta y seis meses.

Aquí lo que la Corte resuelve no cancelar la cautelar ese mismo día, en ese momento en que dicta el fallo, sino más adelante como sigue:

2)  Que el plazo de 36 meses de la cautelar se cuenta a partir del 7 de diciembre de 2009 y vence el 7 de diciembre de 2012.

La Corte confirma el plazo de 36 meses pero precisa desde cuando comienza a contabilizarlos, es decir, desde el momento que el subrogante-jubilado-rotativo-hoy retirado Juez Carbone le dio la cautelar a Clarín.

3) Que el plazo previsto en el art. 161 de la ley 26.522 venció el día 28 de diciembre de 2011 conforme surge de la reglamentación de la ley.

La Corte dice que el plazo de adecuación del art.161 venció PARA TODOS el 28 de Dic de 2011. Este plazo es el que Sabattela ayer le explicó al enojado periodista de clarín, que se extendió por resolución del AFSCA, para hacerlo coincidir con el 7D. Es decir que si bien la adecuación que en función de este cómputo temporal que define la corte, es un plazo vencido el 28/11/11 para todos excepto para clarín ya que continúa beneficiado de sus efectos hasta el vencimiento de la cautelar, el AFSCA igualó dicho plazo extendiéndolo y haciéndolo coincidir con el plazo en el que el 161 también se aplica a clarín.

4) En consecuencia, estando vencido el plazo legal, y por efecto de la finalización de la cautelar, a partir del 7 de diciembre de 2012 vence la suspensión del art. 161 de la ley 26522 con respecto a la actora. De ahí que estando su plazo para adecuarse a las disposiciones dela ley, vencido el 28 de diciembre de 2011, sea plenamente aplicable a la actora con todos sus efectos a partir de la fecha indicada

Esto demuestra claramente que no existe posibilidad alguna de interpretar que clarín todavía tiene otro año para adecuarse y llama la atención (si es que queda margen para que algo que haga clarín en función de perseguir sus intereses, todavía sorprenda) que PORFIADAMENTE insistan en el punto.

Teniendo en cuenta las implicancias que tiene el 10D para clarín, por todas las prerrogativas que pierden negándose a presentarse y avenirse a la adecuación voluntaria, es llamativo como llevan las cosas a semejante nivel de desafío a la democracia, a la ley y al gobierno que debe velar por su cumplimiento.

En ese sentido van las declaraciones que con una semana de intervalo salieron a dar Magnetto primero y Bartolomé Mitre luego. Este último, director de la tribuna de doctrina cloacal en que se ha convertido lanazión, ha dicho que estamos sufriendo “la dictadura de los votos”. Disculpen pero no resiste el menor análisis y no voy a perder tiempo en semejante barbaridad.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El 10D

Hay una frase en la explicación de Sabatella que descubre la estrategia del gobierno. En referencia al procedimiento a seguir para con clarín si no se presenta antes del 7D, se explicó que primero se abrirá el registro de oferentes, luego se da paso a la comisión nacional de tasación para que fije el precio base con el que saldrá la licitación del medio y luego se adjudica preservando fuentes de trabajo, el servicio y los bienes necesarios para su prestación. En cuanto a como decidir QUE se licita de todo lo excedente se dijo que intentarán preservar los servicios de mayor costo y mayor valor simbólico.

Esta frase en criollo de moreno implica lo siguiente: Clarín, si no te presentas con tu plan de adecuación antes del 7D, te dejamos canal 13 y TN pero licitamos Cablevisión, toda. Como la explotación de un Canal de aire nacional como el 13 es incompatible con la prestación del servicio de cable lo que le están diciendo a Magnetto es, NO MÁS CABLE. Por eso insistir con la grilla, que también desconocieron, no tiene mucho sentido en tanto será otro elemento para explicar la decisión de quitarle el cable a clarín. En realidad, yo no debería escribir la palabra “quitarle” pero cabe en tanto es el AFSCA a quien clarín empodera desconociendo la ley o pretendiendo privilegios en su aplicación.

Es para pensarlo. Está claro que la decisión está tomada en ese sentido. La publicidad en el Fútbol también esta informando las arbitrariedades de clarín desconociendo las resoluciones judiciales y cobrando lo que quiere en cablevisión.

Te dejamos los medios símbolos pero te quitamos la caja. Perdonen pero es un blog y lo quiero decir directo para que se comprenda. El golpe para clarín en términos de facturación será tremendo. Si alguien que lee esto tiene o conoce a alguien que tenga acciones de clarín, debería venderlas YA. Incluso el gobierno debería instruir a la ANSES que venda su participación en el grupo dejando constancia de la deuda que clarín tiene con el estado-ANSES por la negativa a repartir los dividendos.

Habrá una embarrada judicial del proceso licitatorio, de la cotización que se haga, de los bienes que deban preservarse o se consideren imprescindibles para la prestación del servicio y en todo caso clarín presentará una gran demanda gran resarcitoria por los dinerillos que no van a percibir hasta el vencimiento de sus licencias. Y veremos como termina el entuerto FIBERTEL-CABLEVISIÓN que en este momento son una misma cosa, pero lo son sin sustento legal que lo confirme.

En cualquier caso, luego del 8N viene el 7D. Ya lo saben. Empezará a correrles un frío por la espalda cuando comprueben que el gobierno no dará marcha atrás y que no hay negociación posible. Porque no hay nada para negociar con vos clarín. Luego de tanto daño inflingido a la sociedad y a la democracia, condicionando gobiernos, operando en beneficio propio, hay alguien que te dijo basta. El pueblo lo hizo cuando definió el INMENSO E INALCANZABLE 54%.

Sentime clarín, nosotros estamos felices. Tranquilos. No nos ponen nerviosos tus cacerolas. No nos afectan todas tus mentiras en tapa. Con nada de eso se ganan elecciones. Nosotros seguimos con el pueblo. Eso te desespera.
HAY PUEBLO – HAY GOBIERNO y Hay una ley que respetar y cumplir.
Mientras, nosotros estamos esperando con serenidad que nuestra presidenta nos convoque. No entraremos en provocaciones, pero no nos van a ganar la calle. Estamos esperando la orden.

<<< EL FRACASO DEL 8N <<<

El 8N fracasó. Fueron muchos, sí; pero naufragó en lo esencial: su objetivo. El 8N no será el punto de inflexión política y social que imaginaron sus organizadores.

 

Convocada por dirigentes políticos, sindicales y sectoriales que no simpatizan con el Gobierno, una multitud llevó su reclamo-reproche-bronca-prejuicio-odio al Obelisco. Ocurrió, entonces, lo que suele ocurrir en un país normal: miles de personas expresaron su desagrado por las políticas del Gobierno en democracia y libertad. Ni más ni menos.

En un país que en el pasado se desangró en antinomias fratricidas, el dato debe ser celebrado como otro paso de madurez democrática. Resulta natural que las políticas de una gestión que se propuso extirpar tumores sociales y económicos del país choque con la resistencia de quienes ven amenazados sus privilegios. Esos sectores, sin embargo, suelen preferir las conspiraciones de salón a la rudeza de la calle. Para cubrir ese flanco se nutrieron, en esta oportunidad, de mentes rancias, retrógrados irrecuperables y el enojo circunstancial de vecinos que, sin tener ánimo destituyente, se vieron arrastrados hasta allí por una eficaz campaña político-mediática que supo explotar emociones como la sensación de inseguridad o la vulnerabilidad de los jubilados. Se sabe: los reclamos egoístas de las minorías más poderosas suelen camuflarse en proclamas políticamente correctas.

El 8N no será el punto de inflexión política y social que imaginaron sus organizadores.

La estrategia empleada por los promotores de la manifestación fue similar a la que se utilizó durante la crisis campera del 2008. En esa oportunidad, terratenientes y productores millonarios estimularon a peones y pequeños productores que pusieron el cuerpo para resistir una modificación del sistema de retenciones. En complicidad con el sistema tradicional de medios –que pretendía asentar una advertencia a la Presidenta que acababa de asumir–, los sectores concentrados del campo pretendían ampliar su tajada en el negocio explotando la tradicional susceptibilidad de un sector proclive a la queja.

Con el combustible regado en las rutas, otros políticos y empresarios rapaces se sumaron a la estrategia de ahogar con el humo de los pastizales al gobierno neonato de CFK. Fue cuestión de soplar para que el humo llegara a Buenos Aires, caja de resonancia política de la Nación. El resto es historia conocida: parte de la clase política compró la idea de aleccionar al Gobierno de antemano, el vicepresidente Julio Cobos obtuvo cinco minutos de fama con su traición, el Gobierno perdió la elección de medio término y, dos años más tarde, Cristina fue reelecta con el mayor caudal de votos cosechado por un candidato desde la recuperación de la democracia. Muchos de esos votos, claro, provinieron de los pueblos del interior chacarero donde cuatro años antes se había demonizado a los K.

Foto: Diego Pintos.

La parábola de la crisis chacarera demuestra que, en tiempos de supremacía mediática, los políticos-empresarios-ciudadanos más incautos creen que eso que ven en la tele es la realidad. Pero como ocurrió con las nutridas marchas chacareras, el 8N exhibió apenas un recorte de la sociedad. Amplificado, como entonces, por el Grupo Clarín, que realizó una extensa cobertura que pretendió vestir de épica la exhibición de los sentimientos tumultuosos, dispersos y hasta contradictorios del sector que se manifestó. Porque además de oponerse a las políticas presidenciales, ¿qué otra cosa querían manifestar los miles que el jueves a la noche se movilizaron al Obelisco? ¿“Dólar libre”, como pedían las señoras bien que desfilaban modelos adquiridos en Miami? ¿“No ser Venezuela”, como exhibían dos rubias exuberantes en su cartel? ¿Que “se vaya la yegua”, como ladraban asistentes de elegante sport? ¿Eliminar la Asignación Universal por Hijo que propicia la fornicación especulativa, según el prejuicio ignorante de clasemedieros tinellizados? ¿O abolir la Ley de Medios de la democracia, como sugerían carteles idénticos prolijamente esparcidos entre la muchedumbre?

La heterogénea integración de la convocatoria parió su fracaso: muchas de las consignas se contradecían, cuando no se anulaban, entre sí. Personas bien intencionadas con reclamos atendibles se mezclaron con golpistas, procesistas, ultramontanos, antisemitas, misóginos, conservadores y reaccionarios. Sólo una cosa unió a los que marcharon: ser anti K. Sólo eso, y una profusa campaña orquestada por el Grupo Clarín, que buscó transformar esa amalgama de planteos individuales en una coraza de sus negocios.

La manifestación, en términos retóricos y prácticos, estaba condenada desde el vamos, cuando se la convocó para que fuera lo que fue: un golpe de efecto, un espejismo que disimuló entre la muchedumbre cacerolera la penosa decadencia de sectores opositores convertidos en lobbistas del Grupo. Fue el oligopolio mediático, al fin y al cabo, quién llamó a manifestarse a través de sus medios y periodistas más relevantes, quien aportó las consignas –“seguridad, inflación, no a la re-re”–, quien ordenó que no hubiese banderas partidarias –en otro gesto de desprecio a la dirigencia política que codicia sus favores–, quien arengó a “perder el miedo” –impostando un incomprobado dispositivo persecutorio oficial– para nutrir los puntos de encuentro previstos a lo largo y ancho del país. Es Clarín, en definitiva, quien pretende –como sugirió su CEO, Héctor Magnetto– que “la gente reaccione” contra el Gobierno para proteger sus intereses corporativos.

El mandamás del Grupo se ilusionó con que una manifestación nutrida y bullanguera torcería un destino que ya fue escrito con fuerza de ley. Pero se equivocó. Por lo que se vio –y escuchó– en la marcha, nadie capitalizará –electoral, política y comercialmente– esa tumultuosa muestra de descontento. Ni la dirigencia opositora, que jugó a las escondidas durante la convocatoria, ni el oligopolio mediático que lo alumbró. El Gobierno, obligado a ratificar su liderazgo para atenuar la provocación, mantendrá el rumbo hacia el 7D (7 de diciembre), fecha en que caduca el plazo para que Clarín se adecue a la Ley de Servicios Audiovisuales. Pero el kirchnerismo cometería un error táctico si menosprecia el dato político que brotó de esa marea humana: Clarín –y sus socios menores, como La Nación– todavía poseen la capacidad de enrarecer el clima social.

No es la primera vez en la historia que el Grupo utiliza su poder de fuego para alentar –o desalentar, según sus acuerdos de turno– acciones políticas dirigidas a presionar a gobiernos democráticos. Lo advirtió Raúl Alfonsín en un histórico discurso en la Sociedad Rural, lo vivenció Carlos Menem cuando el Grupo decidió difundir los casos de corrupción que por años ocultó bajo la alfombra por un conveniente pacto de no agresión. También lo padeció Fernando de la Rúa, la Alianza, y la dirigencia política en general cuando el Grupo llamó al “voto bronca”, una operación que deslegitimó los resultados electorales de medio término de 2001 y que sirvió de antesala a la crisis que terminaría con De la Rúa huyendo del sillón presidencial. Néstor y Cristina Kirchner también supieron de lo que el Grupo puede ser capaz: la revuelta chacarera de 2008 no ocultó, como lo manifestó el ruralista Hugo Biolcati, sus intenciones destituyentes.

Foto: Diego Pintos.

La influencia tóxica del multimedios llevó a que todos los gobiernos democráticos le cedieran más poder, ilusionados en que eso saciaría su sed de negocios. Se equivocaron una y otra vez. Alfonsín le cedió Radio Mitre, pero cayó en desgracia cuando se negó a transferirle el Canal 13. Menem, que le dio más radios, canales y hasta celdas satelitales, aceleró su decadencia política cuando le retaceó el acceso al mercado telefónico. Algo similar ocurrió con Kirchner, quien un día antes de concluir su mandato firmó la fusión de Cablevisión y Multicanal. Pero el Grupo quería más. Pretendía que el Gobierno le cediera una parte –o todo– el tendido de Telecom, lo que le hubiese permitido convertirse en el mayor proveedor de contenidos y distribuidor de telecomunicaciones del país. La reticencia K a propiciar semejante monstruo derivó en la rebelión destituyente de 2008.

La notoria capacidad de daño del Grupo Clarín tiene como contracara su baja eficacia a la hora de construir una opción electoral. Lo más cerca que estuvo fue en 2003, cuando promovió la candidatura de Ricardo López Murphy, un economista estrella del establishment que quedó a pocos puntos de disputar un ballottage. Consciente de sus limitaciones para inventar un líder convocante, Magnetto elucubró la marcha del 8N como una “gesta cívica y republicana” que le sirviera como muestra casi exclusiva de su poder. Por eso, desde las redes sociales –transmisores de la convocatoria– se difundió a repetición el pedido de asistir sin banderías partidarias. Incluso varias figuras políticas se plegaron a esa táctica, llamando a sus colegas a no asistir para “no contaminar” la marcha. Eso no implicó, claro, que fueran prescindentes de la convocatoria. Colgados de la estrategia del empresario, un enjambre de dirigentes opositores –desde el Pro hasta el FAP, pasando por la UCR y el PJ disidente– alentaron la manifestación con la esperanza de recoger voluntades en ese río revuelto, esperanzados con repetir la historia de 2008 con una aceptable performance en la próxima contienda electoral. Por lo visto y oído en la marcha, donde se multiplicaron las consignas antipolítica, ese sueño está lejos de fraguar.

Foto: Diego Pintos.

Al margen de las pretensiones de los organizadores, el acto sirvió, en principio, para conocer mejor a los que se oponen al proyecto K. Para el Gobierno, es un dato valioso saber que entre la multitud se mezclaron seguidores de la defensora de genocidas Cecilia Pando, o que el filonazi Alejandro Biondini paseó su odio a metros del rabino Pro Sergio Bergman. En ese sentido, fue interesante la experiencia realizada por el programa 6, 7, 8 de la televisión pública, que les puso micrófono en vivo a los manifestantes. El reguero de lugares comunes, consignas huecas y prejuicios expuesto por muchos de los entrevistados explicó por qué TN, canal oficial de la marcha, sólo pusiera al aire reclamos previamente editados. La consigna obvia: evitar que la sinceridad brutal de los asistentes arruinara una puesta en escena tan cuidada.

El Gobierno obtuvo parte de su fortaleza política a partir de los contrastes. No hubiese sido posible avanzar en la ampliación de derechos sin enfrentar la ira de instituciones confesionales. Tampoco se habría revertido la impunidad del genocidio sin la decisión de afrontar la reacción de los cómplices civiles de la dictadura. Era natural que, con el tiempo, algunos de esos sectores se encontraran en un espacio común: la fobia a los K. La marcha del 8N demostró, pese a los temerarios presagios difundidos por sus promotores, que la democracia argentina se consolidó al punto de tolerar incluso las manifestaciones de los ciudadanos más intolerantes. Pero también se robusteció lo suficiente para establecer que serán las urnas, y no los espejismos mediáticos, las que definirán nuestro destino.

Por Adrián Murano, de la revista Veintitrés

<<< EL DESAFÍO DEL 10D <<<

Sin temor a equivocarnos se puede afirmar que CLARÍN ya perdió. El 7D es un hecho irreversible. Ellos lo saben. Hay que leer el clarinete y lanación para comprobarlo. El gran desafío a la democracia se inicia el 10D en que el AFSCA deberá llamar a licitación los medios de todos los grupos que no se adecuen a la Ley.

Estamos viviendo un tiempo único e irrepetible. No sólo se ve quien es quien sino con quien se puede contar y con quien no. Se ve quien está de que lado. Si bien decíamos que Clarín ya perdió, (ya lo explicaremos en detalle) hay órdenes de Magnetto que la oposición todavía cumple a pie juntillas.

Que es sino esa declaración que los senadores opositores firmaron ayer comprometiéndose a no acompañar un proyecto de reforma constitucional? El senado se reunía para tratar el “Per saltum” y nada menos que el presupuesto 2013 y aprovecharon la jornada para esa declaración que no puede ser otra cosa que un pedido expreso del CEO del monopolio.

La jugada era necesaria para mantener el tema de la re-relección como elemento convocante para la última jugada de Clarín que es el 8N.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Carrió anoche en TN hizo un alegato impresionante convocando a la marcha. Cabe agregar que no puedo asegurar esa mujer se encuentre en sus cabales. Las cosas que dijo anoche son apoteóticas pero el multimedio la necesita. Nadie dice tantas barbaridades juntas como ella y toca todos los temas que son de interés de Clarín para mellar la confianza de la gente en la presidenta y su gobierno y prueba de ello es la media hora que le dieron en A 2 voces para que se explaye y hasta moquee. Un rosario de incongruencias.

La oposición intentó que se caiga la sesión para que se apruebe el voto joven entre los 16 y 18 años. Fracasaron y el voto juvenil es Ley. Otro fracaso más y van . . .

Las noticias para hoy eran todas malas para la corpo: Lo dicho, se dio media sanción al per-saltum, y se aprobó el voto juvenil y también el presupuesto.

Sigamos.

Es apasionante esta etapa. Un quiebre importantísimo está a punto de concretarse en la historia política argentina en el que por primera vez el poder del pueblo delegado en sus representantes en el parlamento y poder ejecutivo se impone a las corporaciones sin aceptar ningún tipo de condicionamiento, es decir, sin hocicar. Y esto es toda una novedad para la política argentina. En los años que tengo, luego de padecer el posibilismo inmovilizante de otras épocas, el saber que contamos con una Presidenta con el convencimiento y el coraje para enfrentar estos actores es una garantía, una tranquilidad y también, digámoslo bien fuerte, UN ORGULLO que hace que no nos permitamos el lujo de dudar y mucho menos de escaparle al esfuerzo militante para mantener el apoyo necesario.

 

 

 

 

 

 

 

El 10D

Este día el AFSCA tomará las decisiones administrativas que la Ley le impone en tanto organismo de control de la aplicación de la Ley de Medios.

Clarín ha dicho a través de sus voceros que no presentará plan de adecuación alguno. Por lo tanto, eso constituye el desafío político que la democracia enfrentará en magnitud similar a los de los carapintadas que amenazaron al sistema en la presidencia de Alfonsín. En aquel entonces, contaban con armas, hoy las armas son los medios de comunicación de los que se creen dueños de las libertades y de la opinión del pueblo.

Precisemos: Clarín es dueño de la cámara con la que filman en sus canales, de los micrófonos con los que graban las voces de TN, canal 13, radio mitre y sus otros medios, pero no es dueño del medio en si mismo ya que simplemente usufructúa una licencia que le confiere el estado. El dueño del espectro comunicacional es el estado y su administración indelegable.

Eso es lo que está en juego hasta el 7D. La regulación de la distribución sobre la titularidad de los medios existentes y la creación de los nuevos por cumplimiento de la Ley. Su poder de decisión respecto de las licencias que tiene. Pasado el 7D, si determinado grupo, habida cuenta de estar excedido,  no presenta su plan de adecuación en los términos que impone la Ley, PIERDE TODAS SUS LICENCIAS. Caducan. Y esto es así porque al estar excedido, la Ley le confiere al AFSCA el poder de administrar esas licencias por las que se excede PERO el adjudicatario pierde la posibilidad de decidir cuales son las que retiene y cuales son las que vende o de las que se desprende. Por lo tanto el AFSCA puede abrir el llamado a licitación por todas las licencias del grupo.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Sigamos precisando para que se entienda: La Ley no estipula el método a través del cual el AFSCA debe efectuar la “adecuación de oficio” es decir, imponerle la Ley a un determinado grupo, menos al más grande. Por lo tanto, está en discusión de que forma se hará ese llamado a licitación para re-adjudicar esas licencias. Una posibilidad es que si clarín tiene 4 canales de aire y la ley dice que puede tener sólo uno, con que criterio se define cual licitar de los 4? PODRÍA SER UN SORTEO, por la Tv Pública, para que lo vean.

Si la Ley dice que quien posee sistemas de cable no puede tener canales de televisión abierta, no sería descabellado pensar que el AFSCA llame a licitación por los 4 canales del grupo y que los adjudique. Repito, al no presentar plan de adecuación antes del 7D Clarín renuncia al derecho de siquiera opinar con que se queda y de que se desprende y también renuncia a la posibilidad de vender. Habrá transferencia de licencias al nuevo adjudicatario efectuada de oficio por el AFSCA. Por ejemplo, y valga la redundancia, el ejemplo más grosso de esto es que clarín perderá canal 13. Si señores. Sépanlo. Cuando clarín renuncia a presentar la adecuación, el desafío que le presenta al gobierno (que es el AFSCA) es decirle “yo no lo vendo, quitámelo” o ea, licitámelo. Creerán que a Cristina le falta coraje para llevarlo a cabo? Están asumiendo una pérdida patrimonial que luego intentarán cobrarse en tribunales. Ya volvemos con eso luego.

La Ley dice que ningún grupo puede tener más del 35% del mercado del cable. Cablevisión tiene el 47% con unos largos 6 millones de clientes.

En otro posteo anterior ya expliqué como es el tema Fibertel que no tiene licencia para ofrecer internet por lo que Cablevisión no podría seguirle cobrando internet a quien ya no le pudiera ofrecer el cable porque internet también lo cobra a través de Cablevisión. Es decir que la pérdida del cliente del cable es también pérdida del cliente de internet.

La Ley dice que el máximo es el 35% pero no dice como abrir la licitación del eventual excedente a ese 35%, es decir, que criterio utilizará el AFSCA para imponerle la reducción del 47% al 35% que no pueda ser objetada de discriminatoria? Que áreas licitarle y que áreas mantenerle a Cablevisión?. Otra vez, ese es el desafío al que la no presentación voluntaria le transfiere al AFSCA para decidir respecto a la futra conformación de clientes de la empresa con excedente. Y pregunto: Porque licitar el 12% excedente y no licitar el total para con el resultado de dicha licitación y en función de los precios o incentivos que ofrezcan los oferentes determinar como queda la conformación final de la empresa que incluso no necesariamente debe ser del 35%. En otras palabras, porque mantenerles el 35% y no bajarlo al 30% o incluso al 20%? Escándalo en puerta pero legítimo.

Ellos están desafiando a la democracia y al gobierno. Pierden el derecho a decidir como adecuarse y a vender voluntariamente. Las decisiones las tomará exclusivamente el AFSCA.

El otro ejemplo es con los canales de cable. Clarín posee:

Todo Noticias, señal de noticias.

TN HD, versión HD del anterior.

Volver, señal de archivo.

Magazine, señal de variedades.

Metro, señal periodística.

Simplificando: TN, Volver, Magazine y Metro = 4
Como empresa de cable, sin televisión abierta, pueden mantener una señal de cable, sólo una. Donde está escrito que deban mantener TN por ejemplo? Esto es, si se licitan las 4 señales, TN podría cambiar de dueño. El grupo clarín está renunciando a la decisión de ser ellos quienes definan que se quedan y que no, incluyendo TN canal que el AFSCA puede licitar tranquilamente.

 

 

 

 

 

 

Como verán, el DESAFIO es tremendo. Clarín tiró la toalla cuando perdió a Tetamantti, el juez jubilado subrogante que eligieron a dedo entre Recondo y Farrell. Tetamantti no aguantó semejante presión de clarín y antes de perder su jubilación, se fue a casita. Ambos están denunciados en el Consejo de la Magistratura por esa maniobra y Farrell ya renunció. Lo habían elegido para dictar sentencia. Es decir era la esperanza magnetista. Ahora tienen un recurso de ampliación de la cautelar en cámara que Tetamantti rechazó antes de irse. Todas las fichas de Clarín estaban en la sala 1 de esa cámara que ayer perdió a 2 de sus integrantes.

El argumento de la renuncia que dan Farrell y Kiernan es que quieren dejar paso a que se nombren los conjueces de la lista que aprobó el Congreso días atrás, como indica la ley. La realidad es que el costo de seguir, bajo sospechas de vínculos con Clarín, es demasiado alto: ya lo dije, hasta podrían perder la jubilación. Es que 5 (de nueve) son los camaristas que asistieron a la cumbre en Miami: Recondo fue orador y moderador, Kiernan, De las Carreras, Gusman y Ricardo Guarinoni. A esos 5 se les suma Farrell involucrado en aquella designación manual de Tetamantti por lo que 6 de los 9 integrantes de la cámara están seriamente cuestionados. La lapicera para firmar una extensión de la cautelar en beneficio de clarín pesa toneladas que no son capaces de levantar estos seres de voluntades rentísticas.

Como todos sabemos esas cumbres son atractivas y entusiasman a las familias de gentes de la corporación judicial. 3 días de sesiones livianas y de cabeza al mar por 2 semanitas con todo garpo en hoteles 5 estrellas para toda la familia por la enorme y desinteresada generosidad del grupo clarín.

Todo esto puesto a la luz es lo que desesperó al grupo. El avisito ese que sacaron diciendo que el 7D no debe pasar nada se basaba en esta conformación de jueces vacacionadores que tenían amarrados. Toda la bambolla que hace la cadena nacional del desánimo respecto a la presión a la justicia en realidad es el freno a la cooptación clarinesca que acometió el gobierno y desnudó a clarín.

La Cámara, donde el malestar crece, podría reunirse hoy para elegir nuevo presidente y sortear dos conjueces de la lista del Poder Ejecutivo en remplazo de los salientes. Quedará también por resolver la situación de De las Carreras, quien según trascendió planeaba rechazar su recusación y dar paso a que decidan sus colegas. En el Consejo de la Magistratura, toda la Cámara está denunciada por avalar subrogancias rotativas y manuales muy dudosas, mientras se investigan esos viajes y conexiones de jueces con Clarín. También está el detalle de la causa penal. Un cóctel explosivo para Magnetto que anoche mostró su caripela más jodida.

 _________________

En una de esas reuniones en las que se juntan los dueños de medios para premiarse y alabarse entre pares, tomó el micrófono, premiado él, para decir lo que ya está clarito: Que están sufriendo una embestida fenomenal en el marco de una situación económica en la que el gobierno se quedó sin dinero y presiona terriblemente a la justicia. Allí mostró la hilacha y desnudó todas sus apuestas de los últimos tiempos desde sus medios y esbirros. Que el gobierno se quede sin fondos fue el objetivo de todas las presiones y corridas bancarias, financieras y contra el dólar que intentaron y por suerte fracasaron.

ESTÁN DESESPERADOS y ahora apuestan todo al 8N y luego a un resarcimiento económico que le pudiera dar la Corte Suprema cuando en última instancia deba decidir sobre la cuestión de fondo en la que no habrá inconstitucionalidad pero quizás si alguna compensación económica. Veremos.

 CFK de colección:

EL discurso de la Presidenta de hoy es, otra vez, cuando no, para poner en un cuadrito. Impecable y sin hesitar. No hay caso. No cede. Que coraje! Le contestó a Magnetto y les volvió a decir que aquellos tiempos en los que condicionaban a los gobiernos ya es pasado y aunque sigan manejándose con las prácticas de antaño, deben enterarse y asumir que ahora el poder político conferido por el pueblo está en manos de actores que lo ejercen y sin resignar nada determinan las políticas y el rumbo que sigue el país y que las decisiones y las leyes deben ser cumplidas por todos, sin excepciones y es por eso que todos los días, renovamos el apoyo y militamos con gran orgullo.

A %d blogueros les gusta esto: