<<< ELLA y la importancia de Octubre <<<

Luego del IMPRESIONANTE discurso de la Presidenta en el Congreso, asistimos a una nueva etapa de la política argentina en donde las posiciones se cristalizan y queda claro, más que nunca, quien es quien y de qué lado se posiciona cada sector. Lo que viene es extraordinario, quizás la etapa más rica de la historia argentina desde Mayo de 1810, ya que ahora protagonizamos una refundación nacional.

Y para los que cuando digo refundación creen que exagero, antes de cerrar el blog,  permítanme una explicación.

El del viernes fue el discurso más extraordinario que alguien puede pretender oír de un jefe de estado. No lo fue por la duración, sino por su sustancioso contenido. Muy pocos cuadros de la política mundial están en condiciones de hablar sin leer durante casi 4 horas y lograr el nivel de atención, más la consabida adhesión, que genera nuestra Presidenta.

Nunca antes en la vida tanto tiempo inmóvil, atento a una sola persona, escuchándola, aceptándola, creyéndole, compartiendo lo que dice y siente, perteneciéndole. Eso es ELLA. El sentimiento y la adhesión ya trascienden lo político y es mucho más. Es una cosa DE VIDA, a la que le da sustento y sentido.

En su transcurso quedaron claras las bases fundacionales de esto que se ha dado en llamar KIRCHNERISMO y que de ninguna manera se encuentra agotado sino renaciendo. Cada 15 días o cada mes, ante cada pequeña dificultad o cuando las expresiones de deseos le ganan al análisis subjetivo de los escribas, en los medios tradicionales y opositores se lee que se inicia el fin de época y que se comienza la debacle de los K. Algunos ahora pretenden hacerse los lúcidos diciendo que nada es eterno, connotando la inminencia del final pero a sabiendas de desconocer el dinamismo político de la fuerza gobernante, de lo amplio de su base de sustentación con la incorporación de los jóvenes y los años de mandato que todavía tiene por delante.

Asimismo, con igual periodicidad, ante cada evento o encuentro que protagoniza la presidenta, la realidad muestra el sostenido nivel de acompañamiento que la sociedad le dispensa a quien ha elegido para que lleve adelante el gobierno. Y ese nivel de adhesión, como hemos repetido varias veces, no produce descenso y no se vislumbra ningún cambio de tendencia que pueda tener repercusión electoral.

De allí la ENORME, la GIGANTE distancia que existe entre el liderazgo de Cristina y el resto, aunque los pongas a todos juntos. Y estas afirmaciones surgen producto del análisis y no del fanatismo ciego o acrítico ya que existen innumerables factores y razones que sostienen este nivel de adhesión inmutable que suscita la presidenta.

Lo más extraordinario del discurso es el nivel político de la alocución presidencial,  reivindicando el lenguaje llano y directo para comunicarse con el pueblo, pero no desde una postura cómoda de escucha sino la de quien es interpelado para pensar, para procesar, para entender que lo que se dice lo incluye porque se le habla con respeto. No se le dice que o como pensar sino que se lo invita a la construcción colectiva e integración al proyecto y se lo respeta e incluye como partícipe necesario a la vez que destinatario de la gestión de gobierno. Este es el salto cualitativo más importante del Kirchnerismo porque se hace desde la reivindicación del lenguaje político que se reformula, se reinventa  para explicar la política y darle exacto contenido a la propuesta de gobierno y esa ampliación del lenguaje se confirma en la ampliación de derechos, por lo que ese nivel de respeto reviste un carácter emancipador fundamentalmente para el que escucha y no de quien enuncia.

1a5

El único actor político que hace la tarea de construcción de un lenguaje emancipatorio es el Kirchnerismo y es por eso que TODO está en debate. Esta es la extraordinaria reivindicación de la política. Nadie puede negar la existencia del debate. Ocurre que los temas, las cosas que se discuten, son las que las corporaciones nunca quisieron debatir, son las cuestiones que los factores de poder pretenden mantener en la oscuridad. De allí la ENORME IMPORTANCIA de la etapa que estamos protagonizando, que no se caracteriza sólo por debatir sino que tiene un correlato en el accionar de gobierno, en la profunda transformación estructural emancipadora que se está dando en el país y que es lo que se pretende invisibilizar como resultante del modelo “K”.

Y es necesario recalcar que de tanto formar parte, a veces perdemos la noción cabal de la MAGNITUD del debate y del alto nivel de la discusión política. Perdemos de vista la IMPORTANCIA y SIGNIFICACIÓN de los cambios acontecidos. Perdemos de vista la vastedad de los logros, nos acostumbramos a ver la enormidad de lo que está aconteciendo en la Argentina, cuando hasta no hace mucho, la mayoría de las cosas que YA se consiguieron, eran impensadas.

Por eso molesta Cristina cuando se toma un par de horas para informar y VISIBILIZAR la gestión, las obras hechas y las que están en marcha, los logros y las metas. No quiere regalarles el pasado reciente y explica lo que se hizo y abruma con cifras que nadie puede discutir salvo desde una profunda negación de la realidad. Las obras están. Objetivos, logros, obras, cifras que tienen un correlato con lo cotidiano, con el pueblo al que le llega la acción de gobierno que es la clave del cambio de vida de vastos sectores de la población que luego de décadas de frustraciones ven que por primera la acción política les transforma la vida.

LOS EJES “K”

Este gobierno no tiene carácter reformista, entendido como el de la vieja e insulsa social democracia que apenas aspiraba a un poquito de igualación sentando políticas de Estado que mantuvieran la lógica de preservación de la hegemonía de los poderes establecidos, pero sin modificar las bases, las estructuras de poder real. Este proceso va más allá, transgede y confronta con el normal estado de las cosas, se impone luchar contra el poder establecido, sin por ello olvidar la república ni el federalismo. Cuidado con caer en la trampa de ese discurso que nos asigna anti republicanismo, que dice que venimos a acabar con la República. No señor. Es todo lo contrario. Estamos transformando las instituciones de la República, dándole valor y eficacia al funcionamiento de sus instituciones, porque el Kirchnerismo restableció la legitimidad de la política, precisamente, para fortalecer la República. No hay que olvidar que cuando asumió Néstor, los políticos eran repudiados y a las instituciones se las consideraba inservibles porque habían sido utilizadas en contra del pueblo. Ahora, muy por el contrario, el Kirchnerismo le otorgó a su accionar político un sentido ético profundo, a partir de la política de Derechos Humanos pero también al sentido reparador de la gestión de gobierno, que no solo pone paliativos y ayuda sino que va al hueso, para modificar la estructura injusta que desigualaba, reivindicando LA ACCIÓN POLÍTICA en su capacidad de cambio para transformar la sociedad.

Los que nos pretenden correr con la idea de preservación de la República que supuestamente nosotros venimos a trastocar, son quienes se sirvieron de ella en las épocas del fraude y el entreguismo, en las nefastas épocas de la dependencia. Y más acá,  ¿Qué utilización hicieron de la República los que desbastaron el aparato productivo, crearon legiones de desempleados y endeudaron al país y hoy nos quieren dar lecciones de democracia republicana? Nosotros tenemos una idea diferente de la República, que va de la mano de la democracia y requiere cada vez mayores niveles de participación popular para llenar de contenido y pueblo las instituciones de la República. Y así funcionan.

En ese sentido se han dado las confrontaciones con sectores de Poder real que le dan sustento y contenido a este proceso extraordinario que estamos viviendo y protagonizando. Se inició como ya mencioné con el tema de los Derechos Humanos que para nada es una impostura kirchnerista como todos los días desde la letrina de doctrina nos quieren hacer creer y que no se olvidan diariamente de cuestionar. Al contrario, Néstor interpretó como nadie la necesidad fundante de incorporar los Derechos Humanos como un valor ético de magnitud tal que logró se haga carne en el conjunto de la sociedad.

En el mismo sentido luego tuvo lugar la confrontación con el sector financiero local e internacional en momentos de la renegociación de la deuda externa que se encaró de  manera soberana, sin acudir a mayor endeudamiento y fijando plazos razonables de pago  sobre la base de la quita más extraordinaria de la que la economía mundial tenga registro.

Por eso también Cristina recordó el tema cuando definió la postura del país respecto al 7% de esa deuda que no entró al canje y se debate en los tribunales de Nueva York, a quienes se aceptaría pagar en tanto acepten las mismas condiciones que aceptaron el 93% de los tenedores de títulos que si entraron al canje. Eso es gobernar de manera independiente y soberana señores. Eso es lo que tanto molesta, no sólo a nivel local sino al sistema financiero internacional. Que no acudamos al crédito, que le escapemos a la tenaza del endeudamiento y que teniendo los recursos para cancelar la deuda, los defendamos al punto de no aceptar condicionalidades que impliquen traicionar la confianza de aquellos que en su momento creyeron en la Argentina. Sería muy importante que aquellos a los que tanto les interesa la preservación del sistema COMPRENDAN que en nuestro país, hay un gobierno y una presidenta que no están dispuestos a ceder y que al margen de lo que decidan en esos tribunales, la decisión política YA ESTÁ TOMADA.

Por eso explicó Cristina que nuestro caso es líder en el mundo y no tiene relación con otras políticas nacionales como por ejemplo la nacionalización de YPF. Contó que Evo Morales en Bolivia estatizó hasta el pasto (exagerando) y a pesar de ello le prestan al 4,5% pero que a la Argentina, con una muy diferente y holgada capacidad de pago, la siguen castigando con malas calificaciones y tasas de interés mucho mayores porque es necesario “castigar” el mal ejemplo de quien se planta soberanamente ante los poderes hegemónicos financieros del mundo.

El mismo camino se había transitado cuando la confrontación con los sectores privilegiados del campo, que aún hoy siguen operando para preservar su renta en contra del país en su conjunto.

Y ni hablar de la lucha contra la hegemonía mediática que hoy se ve claramente cómo opera todos los días sin mezquinar canalladas y los más bajos recursos para esmerilar la confianza del gobierno y, si les fuera posible, lograr su destitución.

1abttty

Entonces llegamos al tema medular del discurso de la Presidenta, es decir, la DEMOCRATIZACIÓN DE LA JUSTICIA. Sin dudas que el disparador, la razón de origen de la cuestión fueron los nefastos fallos de la Corte Suprema referidos a la Ley de Medios y los de la cámara civil y comercial referidos tanto a la Ley de Medios como a la re estatización  del predio que ocupa la Rural. Ya hemos dicho en este blog que a los cortesanos se les cayó la toga Y A LA JUSTICIA SE LE CORRIÓ LA VENDA y mostraron su verdadera cara temerosa cuando tuvieron oportunidad de considerar afectar al poder mediático y corporativo del grupo clarín. Poder que va mucho más allá del propio grupo en tanto corresponde considerar a clarín como jefe de la oposición política y representante de los factores económicos también hegemónicos en su conjunto. Patoteados por la cámara en lo clarín y lo rural que prorrogó la cautelar que vencía según el plazo que ellos mismos habían fijado del 7D, aceptaron mansamente la prórroga. Y luego, tan grave como lo anterior, acudieron a una formalidad para no considerar la aberración jurídica de los camaristas que desconociendo el principio constitucional que dice que cada parte tiene derecho al juez imparcial, resolvieron ellos mismos respecto a sus propias recusaciones, lo que fue avalado por la corte.

A su vez, el comunicado de la Asociación de Magistrados publicado sin firma en el sitio de información pública de la propia Corte, sirvió de disparador de un movimiento que se autoconvocó reclamando una JUSTICIA LEGÍTIMA y que sirvió de anclaje intra poder del reclamo de democratización al poder judicial que ya produzco 2 solicitadas y un encuentro inédito que reunió a centenares de funcionarios judiciales en jornadas de debate en la Biblioteca Nacional, con una nueva fecha de convocatoria para principios de Mayo.

Todo esto fue de alguna manera catalizado por la Presidenta que anunció un paquete de proyectos de Ley que dan vuelta el Poder Judicial como una media, sin utilizar la reforma constitucional como excusa para acometer las reformas y para que no se menoscabe la importancia del tema con el encandilamiento de la reRe de la Presidenta.

Pero la atención política debe estar centrada en la embestida corporativa de los sectores enquistados dentro de la justicia y apoyados por los medios hegemónicos de manera manifiesta y militante en contra de la democratización de la justicia ya que preservando al poder judicial como está, defienden sus privilegios. La embestida será total y a medida que se conozcan en detalle los proyectos, irá en aumento y llega al punto de cuestionar la democracia en tanto sistema de mayorías a las que se le otorga el concepto de circunstancial, de manera de menospreciar el veredicto popular y poner en tela de juicio las decisiones que se puedan tomar en contra de los poderes que ellos vienen a preservar por el accionar de mayorías que se transforman en antidemocráticas porque intentan modificar la estructuras de poder hegemónico que preservan sus privilegios. Hasta ese punto se llega para cuestionar el voto y la soberanía popular.

Esta concepción es la que dio origen al Sistema Judicial como estructura de Poder real y última para preservar lo que la construcción de eventuales mayorías pretendieran poner en peligro o modificar, sobre todo en términos de poder y propiedad.

Esa idea original dio origen a nuestra Corte Suprema nombrada por Mitre, años antes de fundar su letrina de doctrina. Presidida por el bisabuelo del Juez viajero de la cámara en lo clarín y lo rural, del mismo nombre que este,  Francisco de las Carreras, una de las primeras resoluciones de esa Corte Suprema fue la acordada que legitimó los golpes de Estado en la Argentina. En efecto, luego de casi 70 años sin interrupciones, el golpe a Hipólito Yrigoyen fue convalidado por aquella primera Corte Suprema con el efímero argumento de que notificados que fueron de la instauración de un nuevo gobierno (del golpista Uriburu) y teniendo en cuenta que en efecto se apreciaba que los factores de poder militar estaban bajo su control y que eso garantizaba la paz social y la preservación del derecho de propiedad, cabía aceptar al nuevo gobierno. Así de brutal y simple. Y esa legitimación al golpe fue luego utilizada en la nefasta seguidilla de golpes que nunca modificaron la estructura del Poder Judicial en tanto última reserva del poder constituido.

7B1

CONCLUSIONES

Mucho se ha dicho de lo que faltó en el discurso de la Presidenta y encabeza la lista de carencias el tema de la inflación. Desesperados están por saber la forma en como el gobierno piensa continuar encarando ese tema. Pero en realidad, la idea central crítica es que la Presidenta no se ocupa de los problemas reales de la gente y en ese argumento falaz se encierra la trampa conceptual que muchos utilizan como el credo de su discurso.

Es que la inflación NO ES EL PROBLEMA PRINCIPAL de la Nación, comparado con los temas que si formaron parte medular del discurso de la Presidenta. Puede ser si el principal tema económico pero no es el principal tema político, sobre todo porque no se encuentra desbocada sino que forma parte de la puja distributiva en el marco de la lucha por la distribución del ingreso, proceso al que arribamos luego de años de continuo crecimiento con inclusión social y en donde ante la incorporación de grandes sectores de la población al mercado laboral, estos han apuntalado el consumo y los factores concentrados del sector productivo formador de precios intentan apropiarse de mayores niveles de renta.

Además, querían conocer anticipadamente las medidas de manera de inmediatamente preparar el ataque económico y mediático que las neutralice porque saben perfectamente que la elección de Octubre ya la tienen perdida, pero si el gobierno controla la inflación, será paliza estilo 2011, estilo Correa.

Por eso la Presidenta no encaró el tema inflacionario y si se refirió a los temas políticos  más importantes ya que la resolución política favorable de esos temas que si fueron planteados, le otorgará el poder necesario para acometer el control de la inflación de manera eficaz porque no será fácil encauzar a las 28 grandes empresas multinacionales que producen el 80% de todo lo que consumimos, ejerciendo control de sus costos y fijando límites de rentabilidad razonables o incorporando impuestos a las ganancias con tasas progresivas de aumento, cuando sobrepasen determinado nivel de rentabilidad.

A su vez, ese poder deberá servir para también controlar las concentradas cadenas de comercialización que a veces distorsionan los precios de manera manifiesta, encontrando el mismo producto con precios absolutamente distintos en diferentes locales de la misma cadena comercializadora, en una clara situación de abuso de posición dominante, la misma que ejercen empresas que ostentan cuasi monopolios en la producción de productos básicos de consumo masivo.

Tiemblan los economicistas de la catástrofe inminente por la prolongación del exitoso acuerdo de precios. De lograrse y alargar su vigencia digamos por 6 u 8 meses, estaríamos fijando un horizonte de estabilidad que preservaría el poder adquisitivo del salario, potenciaría las fuerzas productivas y el consumo hasta después de las elecciones, con el consabido correlato en votos que cosecharía el oficialismo, siendo la peor pesadilla de Magnetto y la oposición que conduce y somete.

___________________________

SALUDOS AL COMANDANTE CHAVEZ QUE DESDE DONDE ESTÉ, SEGUIRÁ GUIANDO LOS DESTINOS DE LA PATRIA GRANDE.

___________________________

Y por último, no quiero dejar pasar el conmovedor final del discurso de la Presidenta. Una vez más, nos muestra el camino y nos dice que está jugada por la profundización del proyecto. Sabemos que no está todo hecho y que falta mucho por hacer, pero las mejores y más transformadoras medidas de este proceso político se fueron decidiendo sobre la marcha, sin grandes anuncios anticipatorios y operando sobre la coyuntura en función de la dinámica política del proceso.

Pero Cristina conmovió diciendo que estaba dispuesta a dar la vida por este proyecto. Eso nos dice claramente que no tiene en mente retirarse, pero nos plantea el desafío del esfuerzo militante que debemos encarar porque la elección de Octubre debe salir de esa inercia de las elecciones de medio término en que los oficialismos decrecen en caudal de votos por la supuesta lógica de la dispersión, cuando no es la jefatura del estado lo que está en juego. De ninguna manera. Para quienes abrigamos la idea de la continuidad de este liderazgo único e irrepetible, todo esfuerzo será poco comparado con la interpelación que nos hace la presidenta, que al cabo de 3 horas y media, emocionada hasta las lágrimas luego de leer un párrafo del discurso de Néstor, con lo que le queda de voz, nos grita estar dispuesta a dejar la vida por el proyecto.

¿Y nosotros que?

7DD--

Anuncios

Acerca de Alejandro Quijano

La única lucha que se pierde es la que se abandona.

Publicado el 5 de marzo de 2013 en Posts y etiquetado en , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente. 3 comentarios.

  1. Si bien el Gobierno K me parece bueno. No esta bien que se eternicen. Las Constituciones se hacen para cumplir, no son una formalidad, es la forma de entendimiento de una sociedad. Y los liderazgos eternos no han sido nunca buenos. El recambio (como Lula y Dilma, como Tabare y Mujica) fortalecen los cambios. Lamentablemente en esta no te acompaño, en muchas otras si

  2. Samuel Liberman

    Agradecimiento a Nestor y Cristina por todas las mejoras sociales de su gobierno. Enormes saltos de calidad por AUH, por Matrimonio igualitario, por mejora en jubilaciones, por proteccion a la industria nacional, puedo seguir dos dias….No estoy de acuerdo con forzar otra re reeleccion. Tenemos que tener otra gente que continue el proyecto. Mi candidato: Sabatella. Excelente intendente de Moron, levanto la intendencia devastada por Rousselot

  3. Alberto Aguirre

    Aguante D.O.S. si estamos con Daniel Scioli, unico que estuvo desde el principio, que fue leal hasta en los peores momentos. Por Argentino, Peronista y Leal, todos con Scioli.

A %d blogueros les gusta esto: