LAS RAZONES DEL VOTO A SCIOLI – ZANNINI 2015

Ha pasado el tiempo necesario para que volviéramos. Mil disculpas a quienes ingresaban al blog y durante un buen tiempo no encontraron algo nuevo. Pero aquí estamos para decir algo, y hacerse cargo.

Los que han pasado por estas líneas saben que no era muy proclive a la candidatura de Scioli, más bien lo contrario pero hoy, se debe reconocer que no sólo es el candidato del espacio en el que uno encontró su lugar para darle cauce a la vocación política y a su compromiso de militancia, sino que está a un paso de convertirse en el próximo Presidente de la Nación. Para llegar a esto el camino ha sido largo, no exento de muchos obstáculos que se han salvado y entonces, aquí estamos, en las vísperas de otro triunfo electoral que será histórico, luego de 12 años de gobierno de un mismo signo político.

Lo enormemente trascendente ha sido el camino recorrido, la infinidad de logros obtenidos, la cantidad de derechos consagrados, y la inmensa voluntad política puesta al servicio de este proyecto inclusivo pero que, como dice la conductora, NO FUE MAGIA!!!

180

Llegar a este punto no ha sido fácil y en realidad hubiera sido imposible de no mediar la férrea voluntad política, primero de Néstor y luego de Cristina. Y vale la pena decirlo y no se debe dejar de repetirlo porque es una “anomalía histórica” que se da por primera vez en la vida nacional en la que un mismo proyecto político se puede llevar a cabo sin interrupciones institucionales y en democracia.

Cuando en el medio de la campaña previa a las PASO hubo elementos que podían hacer prever que la contienda podía irse de cauce o generar rupturas difíciles de recomponer, la Presidenta tomó una resolución que fue señal inequívoca de su voluntad y decisión política respecto de quién debía ser su sucesor. Cuando define que Zannini sea compañero de fórmula de Scioli, la señal era clara. Y fue clara. Zannini es “lo Kirchner” en la conformación del binomio, y es el reaseguro de la identidad y dirección que pueda tener la futura gestión. Esa sea, quizás, la primera y más importante razón que sustentó el Scioli candidato, además de su buena colocación en las encuestas. Y hubo que aceptarlo.

Una vez alcanzada esa definición, el resto es historia reciente y resulta increíble ver lo nerviosos y confundidos que están los opositores, siempre liderados por la corporación mafiosa de Clarín, que a pesar de los innumerables intentos de desestabilización, no han logrado socavar la firme base y el consenso social que apoya al kirchnerismo y mantiene  la altísima imagen positiva con la que finaliza su gestión la Presidenta.

Intentaron todo. Lo siguen haciendo a diario. Hay que ver, leer y escuchar sus medios para comprender los constantes intentos de instalación de escenarios de catástrofe que nunca ocurrieron en estos 12 años. Siempre están tratando de instalar el miedo, la zozobra de la sociedad vendiendo mentiras insostenibles que se descubren en horas o en pocos días.

Es mentira cuando se dice que este proyecto es arbitrario y que no escucha al otro porque a quienes no están de acuerdo los considera enemigos. Esa es una de las tantas manipulaciones que han intentado instalar como ciertas pero que se da de bruces con la realidad de estos 12 años sin ninguna de las libertades menoscabadas, sin denuncias de persecución o proscripción a nadie de ningún tipo, lo que podría darle un mínimo de razonabilidad a la acusación y lo único que tienen es que perdieron la exclusividad, que su discurso ya no es el único, que aparecieron otras voces que le disputan la construcción de sentido que durante años impusieron en soledad y que aún hoy tiene predicamento en vastos sectores de la sociedad. La otredad del nuevo actor social identificado con este proyecto nacional es lo que les molesta por los grados de autonomía para fijar políticas desentendiéndose de los deseos de los factores de poder real, más bien confrontándolos, y claro, eso molesta. Todas y cada una de las leyes que se han votado en estos 12 años han sido producto del consenso legislativo alcanzado para llevar adelante la tarea reparadora e integradora que el pueblo había votado. Entonces, nos encontramos con un grado de institucionalidad republicano nunca visto en la historia pero como es de sentido contrario a los intereses del poder real, entonces la imposición de las mayorías parlamentarias obtenidas se utiliza como si en cada caso, en cada ley se librara una guerra que enfrenta a los argentinos cuando en realidad, los agrupó y hoy los encuentra bien representados y contenidos por el Gobierno Nacional bajo el liderazgo de la Presidenta.

Al cabo, lo único que les queda es la repetición constante de la cantidad de Cadenas Nacionales que ha hecho la Presidenta, repetición de la cantidad, del número, y que se hace con mucho cuidado de nunca decir las razones y el contenido de esas Cadenas que se ocupan de ocultar. La más clara evidencia que justifica la decisión presidencial de informar al pueblo respecto de la gestión gubernamental y la adjudicación de los recursos que el pueblo le confió para administrar fue el ocultamiento del Arsat-2. En efecto, el lanzamiento al espacio de nuestro segundo Satélite Nacional, desarrollado en nuestro país por nuestros científicos y con tecnología nacional fue ocultado e ignorado en la tapa los principales diarios. No estamos hablando de algo menor sino más bien de algo extraordinario, sin precedentes, que es símbolo de este cambio de época. Aun así, en su desesperación por ocultar cualquier cosa que se parezca a un logro o éxito del gobierno, los medios deciden pisotear su obligación de informar y ocultaron el Arsat.

Hay que hacer un repaso de las cosas que se están escribiendo estos días en los diarios opositores para comprender el alto grado de confusión del sector mediático hegemónico que no termina de comprender como es posible que a pesar de sus esfuerzos por mentir, tergiversar y ocultar la realidad, ésta se muestra en franca mejoría, volviendo a transitar la esperada senda del crecimiento y la desaceleración inflacionaria, en el marco de la más absoluta tranquilidad institucional.

Es que por mucho y a pesar de todo lo que han intentado, hay mucha más realidad en las obras y los hechos concretos que cualquiera puede ver de la gestión de la Presidenta, que en las páginas de los diarios opositores que denodadamente se esmeran por ocultarlo. Hay mucha más realidad positiva para los cientos de miles que transitan por Tecnópolis que en las operaciones periodísticas que difunde canal 13. Hay mucha más esperanza y sueños por mejorar en las nuevas Universidades Nacionales que en los cloacales pasillos de TN. Hay mucha más realidad en las obras que se exhiben en el Gaumont y de las expresiones artísticas de excelencia que se pueden apreciar en el Centro Cultural Néstor Kirchner que en los escabrosos y retorcidos informativos que escupe Radio Buitre.
Hay mucha alegría en los aviones de Aerolíneas, en la recuperada YPF, en los shoppings o comercios de barrio a los que van los 6 millones de nuevos trabajadores que obtuvieron un empleo o los 3,5 millones de nuevos jubilados que en las caras de los dueños del poder que ven como este proyecto y el kirchnerismo vinieron para quedarse y que van a tener que seguir asumiendo que la inclusión y la igualdad son objetivos irrenunciable por los que se seguirá luchando hasta que, como siempre decimos y repite la Jefa, NO QUEDE UN POBRE EN LA ARGENTINA.

Por todo esto y para todo esto que falta, Scioli es el candidato.

big_1cecc63364a38e25b0a9c86d7ea34fe80012891853

 

 

Por último, vaya una mención especial a la militancia y a los miles y miles de jóvenes (y no tan jóvenes) que hemos abrazado al kirchnerismo para siempre, desde las convicciones más profundas, porque se ha visto como la política ha retomado “su lugar” desde donde se toman las decisiones que el pueblo espera y necesita y a partir de allí, se han visto las concreciones para alcanzar un futuro mejor. Esa inmensa cantidad de jóvenes que todas las semanas se carga “el estado” al hombro y hace realidad eso de que LA PATRIA ES EL OTRO en la cotidianeidad de su accionar, llevando la ayuda a quien le hace falta pero fundamentalmente, identificando donde está la necesidad del otro al que luego se le acerca una solución. Ese enorme esfuerzo militante ha servido muchas veces como dique de contención del accionar desestabilizante que los factores de poder han querido provocar para que nada de lo que está ocurriendo en estos días tuviera lugar. Esperaban que Cristina no llegara a terminar su mandato y que si lo hacía fuera en un contexto de caos y dispersión social. Una vez más se equivocaron y de nosotros depende cuidar todo lo logrado, que lo que hace años parecía utópico y hoy es realidad se preserve para profundizar desde lo hecho y avanzar por lo que falta.

Y quien garantiza la continuidad de este modelo, bajo el liderazgo de nuestra conductora, es nuestro candidato, Daniel Scioli. El 25 de Octubre, donde estés, FPV lista completa!

Nosotros, durante 4 años, haremos lo posible para poder vivir extrañándola a Ella. Esperándola.

164

Anuncios

Acerca de Alejandro Quijano

La única lucha que se pierde es la que se abandona.

Publicado el 16 de octubre de 2015 en Posts y etiquetado en , , , , . Guarda el enlace permanente. 1 comentario.

  1. Hola Alejandro, lo acabo de leer me encanto me senti muy identificada, gracias por compartirlo

A %d blogueros les gusta esto: