Archivo del sitio

<<< EL CASO BONELLI <<<

Hacía falta coraje –eso que a la presidenta le sobra– para desenmascarar las prácticas de lobby de algunos pseudo-periodistas que se disfrazan de independientes pero son, apenas, operadores comerciales.

Hace poquito se inició el debate de la utilización de la cadena nacional. Eso les molesta sobremanera a los medios porque, justamente, no pueden ejercer su función, la de estar en el medio. Eso es lo que quieren. Que aunque la presidenta hable, desean ser ellos los que escriban el mensaje y así poder darle la forma y el matiz con el que ellos todo lo miran que es el del dinero y la defensa de sus propios intereses.

Sus herramientas son que escriben en los diarios o editan en los medios audiovisuales y en el proceso le otorgan al mensaje su propia impronta, es decir, su visión de lo que debiera ser y no es. Y cuando no tienen claro la visión o cuando no conocen del todo la idea original porque no tienen “fuentes” confiables de integrantes del gobierno, o de personas que tienen acceso a la oficina principal de Balcarce 50, o de personajes que vienen del sur y son de la primera hora, o altas fuentes con acceso cierto y cuanto eufemismo se les ocurra de como señalan lo que están por hacer cuando no saben: inventan.

Eso hizo Bonelli en una de las notas que mostró en una filmina la presidenta en su discurso, señalando claramente que eran inventos lo que allí se decía con respecto a las relaciones, manejo y proceso de toma de decisiones relacionadas con la política energética y la conducción de YPF. Por si hiciera falta y algún distraído todavía no se hubiera enterado, Cristina como al pasar dijo: decide la presidenta. Señoras y señores, lectores de este humilde blog, permítanme decirles que esto es, esencialmente, lo que más molesta a quienes estaban acostumbrados a influir en ese proceso de toma de decisiones gubernamental, al punto de muchas veces determinar lo que se decidía. Hoy, añoran esas épocas de influenciables y débiles gobiernos y les sobra el tiempo, ahora  ocioso, porque en lugar de invitarlos a reuniones para participar de ese proceso decisorio en estos días, se enteran por TV, es decir, se enteran por cadena nacional de lo que ya está decidido, siempre al margen de sus deseos.

Esto es, para ellos, doblemente grave. No pueden influir en las decisiones y no pueden tampoco tamizar el mensaje porque la cadena nacional los sobrepasa, los saltea y permite a la presidenta comunicación directa con su pueblo, a la vez que ejercita una de sus obligaciones, como es la de informar de los actos de gobierno.

Fue en ese marco entonces en el que la presidenta intentó contextualizar el contenido de la nota a la que estaba haciendo mención aclarando que por primera vez efectuaría una identificación con nombre y apellido del periodista en cuestión porque con motivo de la nacionalización de la empresa petrolera habían encontrado GASTOS de PUBLICIDAD NO TRADICIONAL en favor de periodistas y medios pagados por la controlante de YPF, es decir, REPSOL, en una cifra de 46 millones de pesos. Aclaró que el autor de la nota había mentido e inventado su contenido porque negó la existencia de las diferencias y peleas internas a las que se refería. Que esa nota apuntaba a desacreditar la conducción de YPF y eso tenía un efecto negativo ya que mellaba la capacidad de negociación que el titular de nuestra empresa tendría para convenir acuerdos y eventuales contratos con terceras partes involucradas en el negocio petrolero, incluso con otras empresas nacionales e internacionales. Una verdad absoluta. Entonces informó que habían encontrado un contrato por el cual había pagos por 240.000 pesos al año y que desde 2008 a la fecha se le habían pagado un millón de pesos a la esposa del inefable Marcelo Bonelli.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Luego de esto dicho en cadena nacional, salieron todos los representantes de la corporación mediática a victimizarse diciendo que eso constituía un intento de amedrentar a la prensa y someter a los periodistas que opinaban distinto. El propio Bonelli ensayó su defensa diciendo que era un ataque al periodismo, que él tenía todos sus ingresos declarados y que lo que había molestado era que había escrito la verdad. De esa manera NADIE negó la existencia del contrato y todas las defensas que balbucearon fueron corporativas, sin que ninguna pudiera cuestionar lo informado por la presidenta, o sea que nadie cuestionó la veracidad de lo denunciado.

Entonces lo que dicen ATAQUE A LA PRENSA en realidad fue información veraz y no existe ningún amedrentamiento ya que incluso este viernes Bonelli vuelve a escribir una nota en la que describe una serie de peleas internas dentro del gabinete sin tener ninguna prueba de nada, sin poder demostrar nada con hechos, pero todo escrito desde la supuesta  INFORMACIÓN periodística. Un periodista inescrupuloso al que no le interesa la verdad y que solo escribe en defensa de sus propios intereses o los del medio para el que labora, escudado en la libertad de prensa y en la denominada información periodística puede escribir infinidad de notas con inventos y elucubraciones surgidas exclusivamente de su imaginación. La construcción del prestigio periodístico es una tarea que lleva tiempo en la que el lector encuentra un correlato entre lo que lee y la realidad. A estos periodistas en este contexto ya no les interesa el prestigio. Simplemente utilizan el medio en el que trabajan para operar sobre la sociedad transmitiendo falsedades con formato de información periodística.

 ________________________________

Cuando la presidenta ejerce su derecho a informar a todos que un periodista que escribe e inventa cosas respecto a la empresa estatal de energía (que eso es YPF hoy) y que el sentido de lo que dice atenta contra los intereses de todos los argentinos que ella debe representar y aclara que ese periodista cobraba un sueldo encubierto facturado a nombre de su esposa lo que hace es DESENMASCARAR el delito de lesa comunicación y abre un debate para que se descubra a quienes desde la pátina del periodismo independiente, en realidad, lo que hacen es LOBBY en favor de grupos corporativos.
No importa que cobrara en blanco, (lo único que faltaba era que, encima, no pagara impuestos por el conchabo) no está mal que cobre tampoco, el problema es NO DECIRLO y esconder desde el lugar del que escribe.

Todos mienten cuando dicen que la presidenta intenta menoscabar la libertad de prensa. Siempre, cuando la corporación periodística se queja de la falta de libertad, lo hacen precisamente, ejerciéndola. Es decir, no existe ni el menor menoscabo a la posibilidad de ejercer esa libertad sin ningún condicionamiento, excepto el que les impone el patrón que les paga. De hecho con posterioridad al discurso presidencial más lo que se irá publicando en estos días, iremos viendo hasta que punto siguen escribiendo lo que quieren sin que nadie sienta ningún temor más allá de lo que les dicte su conciencia.

Porque en el fondo lo que todos saben es que la molestia surge porque nunca antes una autoridad gubernamental les había cuestionado el contenidos de lo que escriben y mucho menos los había expuesto desenmascarándolos desde el ejercicio ético de la profesión.

Sucede que entonces tenemos una situación en el que lo que realmente se impone es el barajar y dar de nuevo. Están expuestos. La mayoría de esos cuadros periodísticos CON FIRMA PROPIA, que desde sus columnas forman la opinión pública y efectúan la hegemónica construcción de sentido, ya no están solos ni sus dichos constituyen la verdad revelada. Ya se sabe que detrás de la información publicada HAY OTRA INFORMACIÓN que oculta a la verdadera información. Un nuevo periodismo deberá surgir en el que la construcción de prestigio venga de la mano no sólo de la ética sino de la veracidad.

Quienes hasta ahora han construido su imagen a fuerza de medios que repiten sus intervenciones y que son las que le han otorgado su relativa relevancia deberán re-encauzar su tarea en búsqueda de la verdad. Si les interesa.

Seguramente, muchos de ellos continuarán como hasta ahora en que más que periodistas son PYMES en busca de lucrar con la propalación de versiones antojadizas disfrazadas como información. No les preocupa la información veraz sino montar un show periodístico, con gigantografías y decoración minimalista, que les garantice anunciadores que les patrocinen sus envíos periodísticos.

Es eso y no otra cosa lo que la presidenta descubrió, es decir, la falta de veracidad y para peor, ocultada desde la supuesta independencia cuando en realidad era interesada y en favor de quien le pagaba, porque imaginemos por un instante que efectivamente, Miguel Galuccio se hubiera enojado con Cristina o viceversa, a los efectos del caso, da lo mismo. Quienes sabrían del enojo? Ellos 2. Quien más podría saberlo? Alguien que hablara con alguno de ellos y se lo contara. Entonces necesitamos que alguno de esos supuestos interlocutores de los 2 protagonistas de la pelea, necesariamente, se lo cuente a Bonelli. Imaginan ustedes algún supuesto interlocutor de Galuccio o la presidenta escuchando que les cuente que está peleado con el otro y aun así, lo  imaginan pasándole el dato a Bonelli de una pelea entre ellos??? De que otra forma la afirmación de la nota pudiera ser verosímil? No hay manera, y la presidenta dijo claramente que eso era un invento. Cuál es la supuesta defensa de Bonelli? Que él es víctima del “ataque presidencial” porque en realidad lo que molestó fue que se informara de esa pelea. NECESITAN defenderse insistiendo en la versión de la pelea como cierta porque de lo contrario no tienen ninguna explicación que dar. Algo absolutamente inverosímil. De todas formas, lo que se dijo es que aparte de inventar y mentir, lo hacía escondiendo el interés de quien revistaba como contratada por la empresa, y en eso consiste la cuestión de la falta de ética.

De lo que se trata es también, de distraer. De que no se tome en cuenta lo importante y se pierda tiempo con lo intrascendente. Las notas de Bonelli, como muchas otras, no mencionan el aumento de la capacidad de trabajo en las destilerías para abastecer como corresponde al mercado. Desde el cambio de conducción en YPF, SE TERMINARON las colas porque NO HAY NAFTA. No importa informar que en tanto aumenta la producción nacional de combustibles disminuye la necesidad de importar y por lo tanto de gastar  para cubrir las necesidades del país. No importa informar que se vuelve a perforar buscando gas luego de años en que eso no ocurría.

Desde otro tópico, tampoco importa informar acabadamente de la importancia de la cancelación de la última cuota del Bodén 2012, del contexto en el que se había emitido en contrapartida con el actual en el que se lo cancela y, por supuesto, se trata de negar todo el proceso en el medio que permitió llegar a esta instancia de cancelación con recursos propios, sin recurrir al endeudamiento. Y hay que mantener el blindaje absoluto respecto del esperpento a cargo de la ciudad de Buenos Aires, que sigue sin hacerse cargo de sus responsabilidades.  Si me disculpan, no quisiera dedicarle nada a este tipo que es la negación de la política y que cumplió en devolver gentilezas diciendo que NO ERA NEUTRAL, y que estaba del lado de cada periodista de clarín que sufría con esta presidenta que nos quiere someter por pensar diferente.

En fin. Dejemos al alcalde itinerante que resuelva sus cuestiones y esperemos que el padecimiento de la gente que necesita el subte se termine pronto, ya que nadie merece semejante inútil en el gobierno.

Hasta la próxima.

Atentos que la corpo está en guerra. El 7 de diciembre se acerca, inexorable, e intentarán cobrarse la cuenta. Lo distinto es que esta vez, ellos saben que somos muchos los que estamos dispuestos a defender a la presidenta, por eso NI LO INTENTEN, por eso NO LO INTENTAN.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: