Archivo del sitio

Fin de ciclo: MINGA!!!

Las encuestas no anuncian el fin de ciclo para nada. No solo no lo confirman sino que lo niegan.

Que nadie espere un reconocimiento al respecto de la enjundia corpo-mediática porque eso contradice su relato. Como les pasa siempre, a pesar de los enormes esfuerzos, cantidad de recursos y la cantidad de horas de televisión y radio y el centimetraje de los medios escritos, no logran horadar la base de sustentación del gobierno Nacional y Popular.

No perdamos de vista lo que estamos protagonizando ya que formamos parte de la apoyatura de un gobierno que lleva 3 periodos consecutivos en el poder  y que cuenta con sólidas chances de renovar y alcanzar un cuarto turno, además de contar con un liderazgo político único, indiscutido y excluyente.

Será cuestión de estadistas y verdaderos líderes, de hacedores y tejedores que sepan leer la coyuntura, para encumbrar a alguien con experiencia de gestión que al margen de la construcción mediática, nos brinde certezas de continuidad del proyecto y entonces, que nos encolumnemos detrás de un sólo candidato para competir con Scioli. Lo ideal sería que esa elección del candidato competidor de Scioli surja de abajo para arriba, que forme parte del reconocimiento de algunos de los actualmente en carrera y despejen el camino hacia la unificación, contraria a la “aparente” actual dispersión.

Como símbolo de madurez política, en la misma línea de la mística militante expresada en las multitudinarias jornadas de debate en el Mercado Central, debemos ser capaces de ofrecer ese gesto de unidad que sirva de catalizador pero a la vez de interpelación al candidato que aspire a representar el proyecto y orgullosamente lleve el sello del Frente para la Victoria en la boleta.

Ese “sello” no es cualquiera. Es lo que identifica al modelo, es la esencia de la experiencia kirchnerista como salto cualitativo de la historia.

La importancia de la elección no puede pasar por una lucha de vanidades ni competición de egos. Eso se lo dejamos a los rejuntes de enfrente y a los que se desviven por representar a las corporaciones. Esa penurias políticas llenas de vacuidad de proyecto e ideas son para quienes cuentan con la apoyatura de los poderes establecidos, que no tienen discurso sino que son repetidores de un libreto que emana de lo más profundo de las estructuras corporativas que resisten este tiempo de inclusiones, igualdades y recuperación de derechos.

+SSA----

Por eso los tiempos que vienen son cruciales. Ya nadie recuerda a cuánto está el dólar, pero están agazapados esperando la primavera para volver a embestir contra el tipo de cambio cuando mermen las liquidaciones de la actual cosecha. Ya se escuchan las voces que presagian una nueva devaluación. Son los mismos que todos los días baten el parche del ajuste, la recesión y la pérdidas de empleos. Otra vez, como si el menemismo no hubiera fracasado estrepitosamente, se oye un coro unicolor que repite la cantinela de la reducción del gasto público como si realmente fuera el causante del proceso inflacionario.

La economía está en un momento de acomodamiento. Hay una puja silenciosa de intereses que se está librando en estos momentos y de su resultado se configurará un nuevo escenario. Por eso la insistencia en contrariar el programa de Precios Cuidados. Decir que no funciona, que no sirve, que los productos no están, tiene como objetivo esmerilar al programa, bajarle los brazos al pueblo y pretender que no se busquen esos precios, que no defiendan su salario y que acepten mansamente los aumentos que productores concentrados y comercializadores idem coloquen a su antojo. Es la histórica puja distributiva entre ciertos factores de poder y el pueblo que lucha por no perder su poder adquisitivo. Haciendo un poco de reduccionismo, la lucha contra las remarcaciones de precios, es decir, la contención y la baja de la inflación, será la clave que defina en manos de quien Cristina colocará el bastón de mando. Así de claro, así de concreto. Ese es nuestro mayor desafío.

000-------1

Por todo esto es que debemos profundizar el debate. Hacer el esfuerzo de poder mantener la tarea militante en calma porque vendrán nuevos y peores ataques. Lo del payaso teñido de pollo es un botón de muestra de los personeros con los que cuentan los jefes de la violencia odiadora para que justo en el momento en el que llegan los nuevos trenes, el servicio no funcione. La conquista popular de acceder a mayores y mejores servicios no será menoscabada por estos personajes porque en estos pocos meses que vienen, muchos nuevos trenes transportarán a decenas de miles de trabajadores que cuentan con nuestro gobierno de su lado para seguir profundizando e incluyendo.

Entonces, hagamos el esfuerzo de poder definir la unificación electoral. No hoy, no mañana, pero tengamos claro que si podemos hacerlo sin esperar “el dedo” de Cristina habremos dado un gigante paso adelante en términos de madurez político militante que signará el futuro próximo y nos colocará de cara a una nueva década emancipatoria conquistando más derechos y abrazando muchas más igualdades inclusivas con mayores tonos de felicidad y alegría.

cccris

Refutando los argumentos de la corpo

Porque ahora hay inflación y en la época de Néstor no?.

En primer lugar hay que recordar las condiciones en las que se encontraba el país en aquel momento. Un ejercicio que cada vez más argentinos dejan de hacer y se permiten caer en la queja permanente de la mala onda constante.

En aquellos tiempos el país estaba socialmente desbastado, con millones de argentinos en la indigencia, millones en la pobreza y lo peor de todo, un 25% de la población estaba sin trabajo, sin perspectivas de ningún tipo. Esa fue la cuesta que Néstor debió repechar, empezando por recuperar las instituciones que habían sido vaciadas de contenido y cuyo rol había sido utilizado en perjuicio del pueblo, empezando por recuperar la institución presidencial que se había fugado en helicóptero o que se sucedían por día al frente de la Casa Rosada. Y lo hizo poniendo en marcha un modelo de crecimiento con distribución que posibilitara rescatar del oprobio a inmensas franjas de la sociedad que lo habían perdido todo.

Al contrario de lo que había sido la devastación neoliberal, que enriqueció aún más a los ricos y empobreció más a los pobres, no llegando nunca a producirse el derrame engañoso que nunca se ha comprobado en ninguna experiencia del mundo, Néstor empezó por abajo, intentando subsanar lo urgente, es decir, la pobreza extrema y la falta de trabajo. En esa lucha se sabía estaba la recuperación de la dignidad de una sociedad que había sido mansa espectadora del espectáculo farandulesco de los 90 en los que se llevaron todo, vendieron el Estado, sus empresas y fundieron al país vaciando de futuro al pueblo.

La puesta en marcha de esas políticas dio frutos a una gran velocidad. La decisión de renegociar la deuda con la quita más extraordinaria al default más grande de la economía mundial, nos posibilitó quitarnos de encima el monitoreo externo del FMI a quien, además, se le canceló toda la deuda para evitar intromisiones y recuperar nuestra soberanía económica y autonomía política. La economía dejó de estar abierta a la invasión de productos del exterior, que había ocasionado el cierre de 150.000 fábricas y así, se empezaron a reabrir fábricas nuevamente, empezó a solucionarse la falta de trabajo, se puso en marcha una política de subsidios que aumentó la capacidad de consumo y se distribuyeron planes a quienes no tenían nada, ni comida ni trabajo.

Todo ese andamiaje más el bendito aumento del gasto público en obras de infraestructura dinamizó el mercado laboral, más los incentivos económicos y los planes de cobertura social es lo que posibilitó la secuencia más larga e importante de años consecutivos de crecimiento de la historia, a un promedio de casi el 8% anual. La gran diferencia con los años 90 es que este crecimiento en lugar de empinar la pirámide social la ensanchó, agrandó la base social incorporando grandes sectores de la población al consumo y esto produjo una gran demanda que posibilitó que muchas fábricas alcancen niveles de producción cercanos al máximo de la capacidad instalada.

De esa forma se ingresó en una etapa de franco crecimiento con inclusión, con mucha generación de puestos de trabajo, en las que los empresarios veían como les aumentaba la demanda y, a su vez, las ganancias. El problema es que en esa ecuación positiva, producto de la inmensa gimnasia especulativa y la experiencia en descalabros económicos de la historia, a este crecimiento y mejora de la competitividad de la economía, con aumentos importantes también de nuestras exportaciones, no se le correspondió la creación de una burguesía nacional de empresarios capaz de volcar en al país las inversiones necesarias para aumentar nuestra producción de bienes con incorporación de cada vez más valor agregado.

Entonces, se empezaron a dar una serie de hechos simultáneos que podemos sintetizar como sigue: A la vez que se recuperaba el país, se incorporaban cada vez más trabajadores, se reconocían nuevos derechos y se desendeudaba, se iniciaban las primeras maniobras de fuga de divisas. Esto es ganancias extraídas de los salarios argentinos que iban a engrosar cuentas en bancos extranjeros, es decir, que no se volcaban en inversiones en nuestro país a excepción de los fondos que jugadores grandes utilizaban para absorber a competidores más chicos, que a su vez, en gran parte fugaba los fondos adquiridos. Por favor, léete este ejemplo y vas a ver la relevancia con la situación actual:

A principios de 1900, los hermanos Silvio y Luis Benvenuto llegaron a la Argentina y comenzaron con la comercialización de productos importados desde Italia, para luego incorporar la exportación de productos alimenticios desde Argentina hacia Europa. Dicha actividad devino en la fundación de La Campagnola, empresa especializada en la comercialización de conservas de pescado, tomate y frutas.

Benvenuto era dueña de las marcas La Campagnola, BC (mermelada de bajas calorías), Nereida (sardinas) y Poncho Negro (dulce de leche). La empresa fue fundada en 1912 y en 2005 facturaba unos 50 millones de dólares anuales.

Arcor es la mayor fabricante de golosinas de América latina y ha ido creciendo en otros rubros alimenticios. A fines de 2005 firmó un acuerdo de asociación comercial con la panificadora Bimbo que contemplaba la construcción de una planta fabril en México y la distribución de los Bon-o-Bon en ese país. Además, Arcor asumirá la logística de la empresa en la Argentina. Por su parte, Benvenuto –dueña de la marca La Campagnola– era la principal elaboradora y comercializadora de conservas de pescado en el país. Pero no sólo eso, también era competidora de Arcor en el mercado de las mermeladas y dulces.

Al precio de un año de facturación, es decir 50 millones de dólares, Arcor adquirió Benvenuto SAIC, es decir, absorbió a su competidor en el rubro mermeladas y concentró la comercialización de las conservas de pescado. De allí que la fusión en aquel momento implicó lo que hoy se nota tanto como es la concentración que representa un riesgo para los consumidores.

A su vez, en aquellos años se concretaron operaciones que tuvieron consecuencias negativas para el público. Por ejemplo, la fusión de Bimbo y Fargo, derivó en un aumento del precio del pan lactal del 20,5 por ciento en el año. La nueva compañía domina el 79 por ciento de ese mercado. Otra operación contraproducente para el objetivo de fomentar la competencia fue la compra de Quilmes por Brahma, mientras que en el sector de los supermercados se fusionaron Carrefour-Norte y Tía.

1A (3)----1----1----1

Seguimos. También en el sector agropecuario se daba un proceso de recuperación impresionante. En el año 2003 las exportaciones del complejo agroindustrial cuyos  jugadores están nucleados en el Centro de Exportadores de Cereales  (CEC) y la Cámara de la Industria Aceitera (CIARA) alcanzó los 9.450 millones de dólares.

En el año 2012, esa cifra de exportaciones tuvo un meteórico crecimiento y alcanzó los  29.800 millones. O sea, en 10 años aumentaron 3 veces los valores de las exportaciones con el consiguiente aumento del  manejo en el ingreso de divisas, focalizado en manos de las 10 empresas cerealeras que concentran las exportaciones del rubro.

Con estos “muchachos” empleados de multinacionales casi todos ellos, estuvo reunido el gobierno hace unos días y volverán a reunirse esta semana ya que al parecer, están un poquito reticentes a liquidar todo lo que están reteniendo de la cosecha anterior en los silo-bolsas con la consiguiente presión sobre el tipo de cambio y las reservas del Banco Central.

Todo esto iba sucediendo sin mayores remarcaciones de precios, mucho menos   generalizada. Quienes hoy tienen la capacidad de fijar precios e incidir directamente en el poder adquisitivo del salario estaban, precisamente, forjando y consolidando esa posición dominante que los años de crecimiento les posibilitó ya que una de las prioridades del gobierno fue la de potenciar el consumo como estrategia de distribución del ingreso con inclusión, lo que constituyó el éxito de sus políticas.

Esta configuración de esquema concentrado en producción de bienes primarios y manufacturados que se había iniciado en los 90 y que continuó en esta década, es lo que hoy tiene en pocas manos la fijación de los precios en casi todas las cadenas de valor de  los productos que consumimos los argentinos, sobre todo los de la canasta básica.

Esta concentración estructural de productores y exportadores es la que hoy tiene en vilo a la sociedad con los aumentos injustificados de precios porque tienen el poder de decidir los niveles de renta de los que se apropian con el simple hecho de la remarcación en lugar de aumentar sus producciones y mantener rentabilidad por volumen y no por precio, negando así la creación de nuevos puestos de trabajo. De la resolución de esta puja distributiva resultará el nivel de crecimiento de este año, el aumento o freno del proceso inflacionario y la recuperación de las reservas, que son el ahorro de todos los argentinos.

Es por todo esto que cobra enorme sentido la convocatoria presidencial a involucrarnos en defensa de nuestro bolsillo cuidando las compras que efectuamos de manera de no convalidar aumentos injustificados. Y en esto nos va el presente pero dejará sentadas las bases para un futuro que debemos lograr sea promisorio, y no el caos económico al que nos quieren llevar los enemigos de la democracia y del pueblo.

1A (3)---1--1-----

LA REELECCIÓN DE CRISTINA

La ofensiva de los sectores de poder continúa implacable, pero la soledad de quienes acometen contra el gobierno popular empieza a mostrar signos de derrota, otra más. Los que permanentemente dicen que está todo mal y hacen análisis políticos en los que en realidad expresan sus deseos se están poniendo nerviosos. Muy nerviosos.

Hacer el ejercicio militante de leer los editoriales de la prensa hegemónica da la pauta del mencionado nerviosismo. Leer a Morales Solá ayer y hoy Lunes es indicativo: el odio que transmite es inequívoco, sólo le falta el insulto personal a la Presidenta. Luego, le dice de todo tanto a ella como al gobierno. En la nota de hoy, todo su relato está basado en supuestas infidencias de interlocutores que nunca identifica. O sea, los inventa. Nadie en su sano juicio puede creer que moralito tiene acceso a la cantidad de funcionarios que invoca y mucho menos para que le digan lo que escribe pero que yo creo, repito, inventa.

000--

No lograron la maxi devaluación que hoy mismo se lee como si fuera inevitable. Y no lo van a lograr. Escribo esto previo a la reunión del Jefe de Gabinete con las cerealeras a quienes sin duda les va a arrancar una cifra de liquidación de cereales que le de un respiro a las reservas. No creo que estos muchachos se atrevan a provocar a la Presidenta, salvo que vayan hoy a la Rosada dispuestos a quemar las naves y empezar a jugar con fuego.

La disputa de poder sigue siendo la misma que desde aquel viejo editorial de Escribano en La Nación cuando antes de asumir ya le imponía un pliego de condiciones a Néstor porque, decía, la Argentina se dió gobierno por 1 año. Y ya van 10. Y eso les duele muchísimo, más aún cuando cada día se convencen más que la única posibilidad de recuperar las riendas del país va de la mano de su capacidad de desencadenar un CAOS que apure los tiempos constitucionales y se adelante una elección que implique un descalabro económico que saque a Cristina en helicóptero. Esa es la imagen con la que sueñan todos estos sectores que están jugando a pleno en la desestabilización.

Claramente, digamos quienes son: La Mesa de Enlace, las cuatro organizaciones que la conforman y la mayoría de los dirigentes que la integran, Los empresarios ligados a la producción de bienes exportables, Quienes tienen dólares fugados al exterior, Quienes no pueden remesar sus ganancias a las casas matrices de las multinacionales para las que trabajan, Quienes quisieran exportar todo lo que producen sin tener en cuenta las necesidades de consumo interno de los argentinos, Quienes pretenden una licuación de salarios porque les resulta intolerable el valor en dólares de los salarios que se pagan hoy en la Argentina y por último pero no menos importante, la corporación mediática, que en algunos casos es socia de los anteriores pero que claramente pretende voltear al gobierno que le disputa la construcción de sentido que pretenden imponer desde sus medios.

Tan es así que en ese campo se da gran parte de la disputa actual. Ellos intentan imponer al conjunto social, su propio sistema de significados a través del cual debe interpretarse la realidad: construir el “sentido común” a partir de sus propios intereses; hacer que sus propios intereses sean aceptados, naturalizados e identificados por el conjunto –esto es, por los propios perjudicados– como sinónimo del “interés general”. Cuando se pierde en esa disputa es cuando nos sorprendemos si en una recorrida con la militancia por el territorio, nos encontramos en José León Suárez en un barrio carenciado con una señora nos dice que el problema de la argentina es “el cepo” porque no se pueden comprar dólares. ¿Usted ha comprado dólares alguna vez señora? No nunca, ni los conozco! Y entonces, ¿porqué lo considera un problema? (no necesito explicar que la conversación allí terminó).

Y otra vez volvemos al fetiche del dólar que es con lo que empujan la maniobra desestabilizadora. Forzar la pérdida de reservas cancelando el ingreso de divisas es la extorsión plastificada que desencadenó la devaluación forzada que ahora pretenden trasladar a los precios.

Y allí volvemos a la construcción de sentido, a la disputa de los significados porque la lucha contra la inflación es el otro ámbito en el que se expresa y se libra esta inmensa batalla que el gobierno da en soledad porque la oposición ha renunciado a la disputa de poder, la oposición abandonó el terreno de la confrontación de proyectos políticos para ponerse al servicio de la agenda fijada POR los grupos de poder.

001-------

La inflación es justamente una de las cuestiones sobre las que la “hegemonía cultural” del poder ha trabajado más estructuralmente, de modo de arraigar sus causas entre las creencias más profundas de una parte muy importante de nuestra sociedad, con prescindencia de su situación socioeconómica. Las razones de la inflación son básicamente el excesivo gasto público, la emisión monetaria y los altos niveles de consumo, -repiten a coro todos los economistas del neoliberalismo que transitan los sillones de todos los programejos de TN y equivalentes-. Lo mismo repiten los políticos opositores y sus “equipos de asesores económicos”.  El poder ha convertido estas creencias en “sentido común” a partir de sus propios intereses, de modo de neutralizar la capacidad de explicitación de las VERDADERAS CAUSAS que determinan el proceso inflacionario. Lo que queda claro es que NINGUNA DE LAS MENCIONADAS genera inflación sino la impresionante gimnasia especuladora de infinidad de empresarios de distinto tipo y tamaño que utilizan el índice APD (aumento por las dudas) y los que aumentan porque en realidad lo que buscan es apropiarse de mayores niveles de renta, disminuyendo la capacidad de compra del salario.

Cuando vemos a los funcionarios del Gobierno (que no son empleados de corporaciones atendiendo sus pedidos) que corren de reunión en reunión con los empresarios de la construcción, con los laboratorios de medicamentos, con la cadena de productores y supermercados que venden productos de comsumo masivo, con los proveedores de insumos agropecuarios, con los productores de bienes de uso difundido, como se le dice a los productores de hierro, chapa, acero, con los empresarios de la carne, con los de electrodomésticos y a todos ellos se les pide que retrotraigan sus precios al 21 de enero o que den marcha atrás en los aumentos, no se habla de emisión monetaria o gasto público sino de PRECIOS. Y se habla con ellos porque son quienes tienen EL PODER de cambiarlos. Si la inflación fuera “culpa” del gobierno como se cansan de decir, sería fácil “decretar” una baja de precios pero la realidad indica que ese es un resorte de los empresarios que en distintos niveles de concentración, son quienes determinan los precios. EL gobierno no remarca, pero es el único que CUIDA tu salario. Y por ahí pasa la puja actual.

Esta lucha contra esos poderes hegemónicos entonces es doble, se dirime en el campo de las “creencias” tanto como en la puja distributiva. Si renunciamos a esa pelea, la hegemonía pasa a la supremacía. La supremacía no es sólo dominio, es además dirección intelectual y moral. Es la tan mentada “batalla cultural” en la que los sectores de poder cuentan con sus voceros, los “intelectuales orgánicos”, los “persuasores”, que en el caso de la Argentina de nuestros días son los Pagni, los Morales Solá, y también los consultores y economistas ortodoxos que desfilan por los medios del sistema de poder. A ellos nunca se les escapa la identificación de quienes tienen esa capacidad de modificar precios, porque la culpa siempre la tiene el gobierno. Nunca señalan a las empresas o empresarios que juegan con tu salario porque son los anunciantes de los medios que funcionan en defensa de sus intereses.

En el marco de todo lo dicho se ha dado la corrida cambiaria y la constante tensión del dólar. La Presidenta, como siempre, lo explicó con claridad, habló de una Argentina sometida históricamente por los sectores dominantes, con algunos interregnos de gobiernos populares que en general fueron interrumpidos, en algunos casos por golpes militares y en otros por golpes económicos. Esta última década es más que un interregno, porque se está intentando cambiar la hegemonía. En esa tarea, debemos involucrarnos todos y aportar nuestro granito de arena. Sacar algo de tiempo para participar en la lucha inflacionaria controlando precios. Es una acción EN DEFENSA PROPIA. Pero hace a la preservación de tu salario, de tu nivel de vi da y del futuro bienestar de tus hijos.

En la última nota del año pasado, humildemente, desde este blog propusimos lo que ayer el Jefe de Gabinete dijo que ya se estaba implementando, como es la información on-line desde el momento en que cada cliente efectúa la compra de manera de cotejar los precios facturados con los acordados. Yo había propuesto que todos los integrantes de la cadena facturen on-line y de esa forma se podía ver quien abusaba. Al haber “precios acordados” por los integrantes de la cadena, el control equivalente alcanza con  “cuidar” el valor de venta al usuario final.

Todo esto propiciará la REELECCIÓN DE CRISTINA. Despojada de ambiciones personales, la reelección de la Presidenta pasa por el hecho de que no se interrumpa el actual proceso y que el modelo nacional e inclusivo pueda ser continuado por el futuro presidente que surja a propuesta del FRENTE PARA LA VICTORIA. Porque Cristina es eso, la garantía de futuro expresada en el liderazgo excluyente que guiará la gestión del candidato del FRENTE PARA LA VICTORIA.

001---------

HASTA LA MÉDULA

Siempre el discurso de la derecha, el discurso de la ANTIPOLÍTICA se termina imponiendo en algunas cabecitas. El problema no ha sido, ni es, ni nunca será el enriquecimiento o no de los políticos, es irrelevante aunque no por eso justificable en ningún sentido. Pero de la mano de esa acusación siempre se cuela el cuestionamiento a la política sin hacer la distinción de políticos buenos y malos. Y la política ES SIEMPRE BUENA, siempre.

Disiento totalmente con el planteo de derechas. Es un discurso maniqueo, antiguo y obsoleto, que en realidad esconde detrás del cuestionamiento generalizado la negación de la OPCIÓN POLITICA como la única herramienta con la que cuenta el pueblo para su auto defensa.

Cuando el ESTADO está copado por los representantes del poder económico real, cuando desaparece el Estado, el pueblo queda indefenso, entonces aumenta el desempleo, la mano de obra es re-barata, baja el consumo, se cierran las fábricas, la gente pierde el trabajo y con eso, la dignidad. Ya lo vivimos. Eso ocurrió en la década menemista y siguió hasta que se fugaron en helicóptero con el país explotado.

Siempre la disputa de poder se da en el rol que se le asigna al estado, para que esté ausente, o para que tenga una gran injerencia regulando los poderes.

Ustedes se llenan la boca cuestionando al gobierno por el tema de la inflación pero NUNCA son capaces de identificar a los responsables porque tienen hecha la cabecita en el facilismo de achacársela al gobierno. ES TAN FÁCIL REPETIR ESA CANTINELA. Y se repite, y se instala esa repetición, ahora yo repito, para evitar identificar a los verdaderos responsables.

El fenómeno de la remarcación de precios de los principales bienes de la economía en los últimos meses,  se ha intensificado en estos días. Y se lo correlaciona con “el abuso de posición dominante” de parte de grandes empresas, que ocupan un lugar privilegiado “en una estructura productiva altamente concentrada y extranjerizada”. Son pocas las firmas que controlan los precios y las cantidades producidas de una gran variedad de bienes. En el rubro alimentos, en el mercado del pan elaborado, una sola firma concentra el 80 por ciento de la producción; las cervezas son producidas en un 82 por ciento por dos empresas, las galletitas son fabricadas en un 78 por ciento por tres empresas. En lácteos, 2 empresas concentran casi el 80% de todo lo que se comercializa y exporta en el país. En diversos rubros de insumos básicos se repite el mismo grado de concentración: Dos empresas copan el 79 por ciento de la elaboración de fertilizantes, el 93 por ciento de la producción de etileno está en manos de una sola firma, el 85 por ciento del mercado del acero lo concentra una firma y el aluminio está monopolizado en un ciento por ciento por una sola empresa. O sea, la ojalata la produce una sola firma que a su vez se la vende casi toda a ARCOR que es el principal productor de productos enlatados habiendo adquirido a casi todos sus competidores. El poder de estos monopolios,  atenta contra la estabilidad económica y constituye claramente, la principal causa de la inflación, de la restricción externa y de la imposibilidad de avanzar en las mejoras distributivas.

FPV159

Justamente, ante semejante poder, COMO HACE EL PUEBLO PARA DEFENDERSE sin el Estado acudiendo en su ayuda? Vos podés tener un buen nivel de conciencia y cuando vas al super, no comprar el Arroz Gallo de 1kg a 24 como lo vende Carrefour y vas al chino que lo tiene a 17. Lo mismo con los aceites. 2 empresas controlan casi todo el mercado: MOLINOS (cocinero) y AGD (NATURA). Pensar que el dueño de Natura fue senador por el FPV pero a que no saben hasta cuando?, (Urquía) hasta la 125, obvio. Ya no está. Molinos a su vez concentra casi todas las marcas de fideos, condimentos, pastas, jugos, harinas, yerba etc, etc.

Y esta concentración en la primera etapa productiva tiene luego su correlato de concentración en la comercialización.

En fin, todo esto es lo que NO SE INFORMA, lo que se oculta, para fácilmente hecharle la culpa de la inflación al gobierno. Ustedes creen que este nivel de concentración y EXTRANJERIZACIÓN que se produjo en la era menemista-alianza, pero continuó en estos 10 años se puede controlar facilmente en esta coyuntura de alto nivel de consumo cuando quieren cada vez llevarse una mayor tajada de renta esas empresas que controlan casi todo lo que comemos y consumimos?

Justamente en este punto es cuando cobra relevancia ese discurso de la ANTIPOLITICA que denosta a los funcionarios porque son todos corruptos porque en realidad, lo que no quieren es que se los controle. No quieren la intervención del Estado. Porque piensan amiguitos mios, que la persona más demonizada de la Argentina fue Moreno? Porque controlaba a estos pulpos, a los que no siempre los pedidos amables les hacía conmover su profundo egoismo. En fin, podría seguir escribiendo miles de páginas explicando estas cosas que los MEDIOS NO LES DEJAN VER, y los empujan a la crítica permanente y al discurso catastrófico, una catástrofe que vienen pronosticando desde hace 7 años y que no hay caso, NO OCURRE.

FPV158

Hay problemas? Seguro. Se cometen errores? Desde ya, no existe el gobierno perfecto. Faltan cosas? Por supuesto. Lo que era prioridad ayer hoy ya dejó de serlo para darle lugar a otra cosa. La lucha es constante, la pelea es permanente, y no se puede cejar en la disputa porque EL PODER es implacable.

Esta devaluación que se convalidó es una indeseable cagada que favorece justamente a estos sectores concentrados, pero el ataque contra el peso ha sido feroz, la maniobra de Shell (prolijamente ocultada) ha sido increíble para gatillar la suba del dólar. Mientras tanto seguimos viendo como por los medios hegemónicos, los que destrozaron el aparato productivo del país nos siguen diciendo lo que hay que hacer. Los que remataron la Argentina son los que construyen el discurso dominante que se repite a diario. Los que generaron el 52% de pobreza y el 27% de desocupación, ahora trasvestidos en macriS y massaS, nos quieren convencer de las bondades de dejar en libertad las fuerzas del mercado para que otra vez, volvamos a estar de rodillas con el pueblo hambreado. Por eso, como siempre, hay que fijarse de que lado de la mecha estás.

La política es eso, es disputa, es conflicto. Nunca es neutra. Por eso resulta fácil cuestionarla, porque de esa forma, no se construye el poder necesario para contrapesar a los que del otro lado sólo piensan en sus ganancias. Nosotros queremos (necesitamos) un Estado fuerte para defender al pueblo. Es la única forma de igualar, de incluir, de ser un poquito más felices. No es mucho pedir, pero no quieren al pueblo feliz, ni siquiera eso.

Después de 200 años de historia, vinieron Néstor y Cristina a modificar esa ecuación distributiva y de poder y en esa disputa nos va la vida. Por eso, si te fijás bien, en mi médula hay una K, porque soy kirchnerista y hoy, un poquito más que ayer, CRISTINISTA HASTA LA MEDULA!  La cazás, o te lo tengo que seguir explicando?

FPV161

PRONTO HABLARÁ CRISTINA

El ataque viene siendo furibundo, la embestida es vehemente. Están tirando con de todo. Abonaron las cabecitas durante años con el dólar, la inflación y la inseguridad. Sin negar ninguna de esas cosas, se están pasando, exageran y pretenden el fin de ciclo YA. No quieren que termine. No quieren el traspaso en 2015 como marca la Constitución porque sin caos, sin generar el caos, saben que inexorablemente, vuelven a perder. Por eso, están apurados.

Basta leer y escuchar los medios opositores que están inmersos en una campaña que aunque en algún momento uno piense que está en su apogeo, siempre se la rebuscan para superarse y mostrar un cuadro de situación peor.  Están empeñados en mostrar que todo funciona mal. Todo está mal. Convengamos que la prédica negativa ha sido y es constante. La orden de los patrones de los medios hegemónicos es clara, todo lo que se dice debe ser negativo y el panorama que se expresa debe ser que vamos al abismo porque está todo a punto de explotar por los aires. Y esto no es un invento, vean:

Sube el dólar, bajan las reservas. Los sinceramientos tarifarios empujan más la inflación. Se disparan los precios. El retraso de los salarios se empieza a sentir. Moyano habla de aumentos del 30% y todavía no empiezan las paritarias más pesadas. La CGT oficialista sigue esperando una migaja del Gobierno pero el Gobierno, en serio, no le da nada. Los puestos de trabajo que se crean ya serían menos que el crecimiento vegetativo del mercado laboral. Esto se llama más trabajo precario y en negro. Los gremios burbujean internamente. Tienen la presión por el deterioro de la economía y en varios hay elecciones este año. Allí la izquierda clasista le muerde los garrones a la dirigencia tradicional y la variable de ajuste es el endurecimiento en los reclamos. El año sindical va a estar muy movido, puertas afuera de los gremios. Mientras tanto, de inversiones sólidas ni soñemos y de la inseguridad, mejor ni hablar.

Con perdón de todos los lectores, esto es del día 17 de Enero, editorial de Julio Blanck en Clarín. Todo mezclado, nunca hay información veraz. Todo es interpretación tendenciosa de cuestiones que invariablemente, se muestran como negativas. Sube el dólar, bajan las reservas. No hay una explicación de porqué ocurre cada cosa y de si es o no relevante. En realidad, ellos le adjudican una relevancia QUE NO TIENE a cada una de estas 2 cosas. El dólar sube porque el gobierno ha decidido mejorar la competitividad de los sectores exportables de manera de incentivar la producción local de productos para exportación, a la vez que incentiva a los que tienen posibilidad de liquidar exportaciones de cereales que especulan y siguen presionando por más y más devaluación, algo que se ha hecho como nunca antes en estos 10 años. El “mercado del dólar ilegal” es eso, ILEGAL y quienes quieren adquirir  “verdes” para viajar, deben recurrir a las cuevas. Y es allí en donde se monta el discurso dominante porque deben pagar ese precio que los especuladores fijan y no el valor oficial como quisieran. Con sinceridad, nadie compra dólares a más de 11 pesos si no es con plata negra o no declarada. O sea, quieren evadir y encima quieren dólar barato. Pero eso lo piensa el que viaja. El que ya tiene dólares o vende en dólares presiona para devaluar porque pretende le den cada vez más pesos por sus dólares. Y entonces tiene que estar el Estado creando instrumentos para atraer dólares y cuidar las reservas.

Nadie explica que las reservas deberían ser de 73.000 millones si no fuera por los pagos de la deuda que se han hecho, a pesar de que este gobierno se ha endeudado en CERO. Esos 43.000 millones de dólares que se han pagado han sido deudas generadas por otros gobiernos en operaciones geniales tipo Blindaje o Megacanje que recién ahora se empiezan a investigar y ya cuenta con algunos procesados, empezando por el pre-claro neoliberal del pro Sturzeneger, junto con alguno de sus cómplices del gobierno de la Alianza.

procesados1

Todos los economistas que pululan por los medios de comunicación explicando lo mal que estamos y lo peor que vamos a estar de manera inevitable e inminente, TODOS ELLOS han formado parte de los catastróficos gobiernos anteriores que fundieron al país. Prácticamente, no hay excepciones y si las hay, son aspirantes a integrar cualquier experiencia gubernamental opositora, para volver a hacer lo que se hizo en los 90-2000. Cuando ellos gobernaban, estaba todo bien y terminamos al horno. Ahora que no están, está todo mal pero esperan con la tapa del horno abierta para meternos adentro en cuantito nos descuidemos y nos vayamos detrás de una siniestra sonrisita, como la del cada día más neoliberal Massa de enlace. Si te alias con esa gente, que será de nuestro pueblo no? En fin. Lo bueno es que el veranito está sincerando algunas cosas y detrás de Massa de Enlace corrió bobos, otro tránsfuga traidor de la misma escuela a la que adscribe massita que salió a recordarle a los agrogarcas que él es uno de ellos, de la primera hora-125.

Volvamos a Julito. En la misma nota, se leen cosas como estas:
Su gran estrella, la Presidenta, no está o está poco. Se hace lo que ella quiere, lo que ordena, o lo que se supone que querría y ordenaría. Pero no se ve un rumbo cierto, una estrategia eficaz, un equipo cohesionado. La claque se deshilacha. El núcleo duro muestra señales de descomposición. Y el vacío sigue allí, sin dejar adivinar en el horizonte cuándo y dónde está el punto de llegada, el final de la incertidumbre.

 Reitero las disculpas, pero a veces sirve conocer por donde vienen las fieras. Sigue Blanck:
Es la defección temporal, pero sostenida, del gran actor y su estrella, lo que hace que la política funcione con el almanaque acelerado. Como si hubiese cosas que pudiesen suceder en tiempos más cortos que los previstos para que sucedan.

 Es un poco impresionante no? La operación queda clara. Ahora también le agregan, como al pasar, la cuestión de la gobernabilidad por el simple hecho que la Presidenta decidió preservar su nivel de exposición pública. Antes la criticaban porque hablaba mucho, por la cadena Nacional, por el Aló Presidenta como decía el roña Castro. Ahora porque no habla. Pasa de un extremo al otro, critican, siempre critican.

Lo que queda evidente es el sentido de recrear un ambiente de vacío de poder al que lo puede suplir únicamente el adelantamiento de los tiempos constitucionales para que el gobierno (Cristina) se vaya cuanto antes. Necesitan el caos para justificar sus aspiraciones de retomar el poder y revertir el ciclo que, según claman, estaría agotado.

Soy y seré incapaz de decir algo que lesione o hiera a mi querida presidenta pero no puedo dejar de opinar que ante semejante embate, ante lo descarado y evidente de la operación político mediática, se hace necesario su presencia. Yo entiendo todo lo que está pasando. No es fácil y es egoísta de nuestra parte exigirle nada. Tiene sus tiempos y el merecidísimo derecho a un respiro, un descanso, acompañar a su madre, a todo. Pero la situación amerita una bajada de línea política, identificando claramente a los responsables de la situación y a los sectores económicos que operan detrás.
Ya sabemos, es única. En parte, nos mal acostumbró a verla tan seguido que extrañarla es inevitable. Pero creo que ahora, aparte de extrañarla, se la necesita, la necesitamos. La política y el País todavía no pueden estar tanto tiempo sin Cristina porque los buitres siguen a la espera. No descansan. Acometen una operación tras otra. El año empezó con la patraña del viaje de Echegaray y su supuesta patota, los saqueos orquestados por la policía extorsiva de fin de año, los cortes de luz, la inflación y la inseguridad siempre presentes. Todo esto genera un cóctel que la Presidenta puede desactivar.

1A (3)----1----1-1-1

A pesar de la enorme magnitud de la apuesta destituyente, de la desembozada campaña que pretende instalar el vacío de poder y la consecuente corrida de los tiempos electorales, lo que los desespera es que no han podido conmover la base. No llegan a lograr penetrar en el corazón del pueblo QUE NO CONVALIDA LA CATÁSTROFE. No existen evidencias de conmoción social, ni siquiera de inquietud popular. Entonces, sienten que todo es poco y por mucho que se esmeren, no logran conmover al PUEBLO que vive una realidad que NO ES LA QUE MUESTRAN LOS MEDIOS. O sea, la realidad es otra.

 

De todas formas, creo que ya viene siendo necesario que Cristina elija una ocasión cercana para dirigirse al pueblo y explicar lo que los medios ocultan. Por ejemplo, no han dicho nada de la responsabilidad de los formadores de precios en la inexplicable remarcación que han hecho en diciembre luego de la salida de Guillermo Moreno. No dicen nada respecto a la responsabilidad de las empresas prestadoras en los cortes ocasionados por la desinversión de EDENOR y EDESUR. Ocultan esas responsabilidades y NUNCA mencionan que no ha habido razones que justifiquen esos aumentos. El gobierno se hizo cargo de la administración del fideicomiso que tenía los fondos para las inversiones de las empresas de electricidad que, con el dinero disponible, no lo habían utilizado. De todo esto no dicen nada, deliberadamente lo ocultan, porque CUIDAN A SUS ANUNCIANTES.

001-

La oposición política sigue en cualquiera. Se juntan los que nunca se podían juntar. Se mezclan los que siempre dijeron que eran incompatibles. Pero al margen del estado profundo de confusión, en lo que todos coinciden es en repetir el discurso dominante y TODOS, sin excepción, repiten los reclamos de las corporaciones como si fueran propios y los problemas reales del país. Para remediar la crisis, postulan lo que preserva privilegios y cuida los intereses de esas corporaciones como si fueran la solución de todos los problemas. La oposición tiene cooptado el discurso y está tan sometida a los sectores de poder real, que es una quimera pretender que alguien esboce un proyecto propio, una idea superadora, que no sea repetir el libreto de los ingenieros del caos y los arquitectos de la intriga que todos los días le imponen desde los medios la letra a los sometidos políticos opositores.

Todo esto es lo que la presencia de la Presidenta podría  esclarecer. Los problemas no se arreglan con discursos, si con gestión, pero de eso hay de sobra y las evidencias rebalsan de resultados en estos 10 años. Pero va siendo tiempo de algunas aclaraciones, alguna confirmación de medidas para profundizar el rumbo e ir por lo que falta. Algún tipo de esclarecimiento para identificar a quienes operan detrás de todas estas maniobras y los manotazos de ahogado de los que se juntan con quienes deliberadamente han estado siempre en contra de los intereses del pueblo.

Todo lo pintan catastrófico y no se les cumple. Todo lo tiñen de negro pero la tintura, no pega. De todas formas, como un haz de luz que le DEVUELVA el verdadero color a las cosas, necesitamos su PRESENCIA y la contención de su palabra. La estamos esperando:  HABLE PRESIDENTA.

40-

<<< LOS 3 TEMAS DEL ’13 <<<

Los temas del 2013 serán Ley de Medios, Inflación y Democratización de la justicia, en ese orden. Repasemos cada uno para entrar de lleno en el debate y ver su significación en este año electoral.

LEY DE MEDIOS

En este blog si hay un tema al que le hemos dedicado páginas es este. Hoy la causa está en la Cámara en lo Clarín y lo Rural, dicho esto con toda intencionalidad política y con toda la segunda intención que usted pueda pensar.

 

Hablando de usted, de vos, permiso un instante. Arriba se puede ver el twitter de quien esto escribe por si querés recibir futuros posteos por ese medio y abajo a la derecha hay un link que dice Seguir, a través del que podés recibirlos por mail. Gracias.

7dab-

La famosa cámara, famosa por lo corrupta seguramente estará trabajando codo a codo con los letrados de Magnetto para armar un fallo bien a la medida de clarín. Los argumentos del fallo se empezarán a leer en el diario cuando ya está confeccionado porque serán utilizados para presionar a la Corte. No es que la Corte necesite presión. Ya definió de qué lado está al aceptar que las cosas estén como están y porque ya perdió el prestigio que en todo caso le pudiera preocupar mantener o cuidar y que con sus últimos fallos del 2012 dilapidaron.

Digo las cosas estén como están porque si la cámara en lo clarín y lo rural tiene la causa en sus manos HOY es porque esta corte se lo permitió cuando debería NO haberlo hecho. Me explico pero sintéticamente ya que no quiero aburrir con argumentos expresados en nota anterior <<< LA CORTE FALLO EN SU CONTRA <<<.

Hubo 2 decisiones de la corte (perdieron las mayúsculas, aunque a veces se me escapan) del 2012 que fueron realmente patéticas por lo lamecorpo. La primera fue convalidar la medida cautelar que esta cámara corrupta dispuso pasando por sobre la autoridad de la propia corte que había dicho que su plazo vencería el 7D. Pues bien, la cámara LITERALMENTE pasó por encima de la corte porque ésta se lo permitió y lo convalidó cuando aceptaron la prórroga de la cautelar hasta que haya sentencia definitiva. El argumento fue un tecnicismo: como ya estamos en la instancia final y sólo resta el fallo de cámara, postergamos la cautelar porque es en este momento en el que su carácter de custodio de los intereses de clarín adquiere trascendencia en tanto cualquier medida liquidadora de los bienes que se protegen podría resultar irreversible. Claro que para esto ignoraron olímpicamente el fallo de primera instancia del Juez de la causa y lo hicieron amparados en otro tecnicismo como fue que el recurso que estaban analizando fue anterior a ese fallo del Juez Alfonso. De haberlo tenido en cuenta, la verosimilitud del derecho y la cautelar se hubieran caído a pedazos y TODO ESTO fue ignorado por la corte, incluyendo su propia fecha de vencimiento, la que ellos habían fijado para el 7D.

La otra barbaridad que convalidó la corte -y esta si tiene más relación con el hecho de que la cámara corrupta mantenga la causa en sus manos-, fue ignorar el hecho de que los camaristas que integran esta cámara fueron recusados y los tipos no tuvieron mejor ocurrencia que ser ellos mismos los que resolvieron sus recusaciones.

El siguiente párrafo del dictamen de la procuradora Gils Carbó estará marcado a fuego en el desprestigio de la corte: “El hecho de que los mismos jueces –cuya imparcialidad una parte pone en cuestión– se arroguen la atribución de juzgar sobre su propia imparcialidad controvierte una idea fundamental que subyace a las garantías constitucionales del debido proceso y la inviolabilidad de la defensa en juicio: el juzgador imparcial, al que toda parte en un litigio tiene derecho”. 

“La recusación del juez Francisco de las Carreras exigía una evaluación sobre el mérito de la petición que obligaba a la intervención de jueces imparciales”, remarcó Gils Carbó quien fustigó: “La impertinencia de la decisión de la cámara en este aspecto es, a mi juicio, palmaria.”

La corte avaló que los jueces resolvieran por ellos mismos preservándose el pescuezo pero fundamentalmente, PORQUE SE ASEGURARON quedarse con la causa. El tecnicismo con el que la corte no se avocó a siquiera considerar el tema es uno de los motivos por los que la Justicia en su conjunto viene siendo cuestionada porque muchas veces las argucias legales y tecnicismos procesales se ANTEPONEN a los valores de verdadera justicia. La procuradora lo definió perfecto, ERA UNA IMPERTINENCIA PALMARIA. Que la barbaridad legal fuera tan grave e importante, de tamaña trascendencia NO IMPORTÓ ya que se valieron de una excusa para ignorarlo y así dejar las cosas como están, para beneplácito del amo magnetto y preservación de los intereses de su grupo mediático destituyente.

Que a nadie le quepa duda que el fallo que emitirá la cámara declarará la inconstitucionalidad del art. que a ellos más los afecta como es el de tener que desprenderse de licencias. No me quiero adelantar demasiado con los argumentos pero me los veo venir y podría escribirlos, pero dije no quiero adelantarme así que, no insistan ni esperen me contradiga.

Hay que presionar todo el tiempo para que la cámara se expida pronto aunque a nadie sorprendería que se demoren todo lo que puedan. No hay quien los presione a ellos, salvo magneto que es quien justamente, espera ese fallo, y si por él fuera, para el 2014 o incluso 2015.

Esta sigue siendo la madre de todas las batallas.  De esto depende la consolidación de la democracia y el poder político. Ese poder que discipline a las corporaciones y defina su  supremacía por sobre los poderes facticos. Sin esta batalla ganada, las demás serán muy cuesta arriba. Está claro que ellos están jugando el resto aún a costa de toda su credibilidad y lo poquitísimo que les queda de prestigio. Como nunca en estos últimos meses se les ha sumado La Nación como fiel aliado en su oposicionismo, sin importar razones o argumentos. Cualquier cosa que proponga el gobierno ellos se oponen. No les interesa nada más que sus negocios. La cantidad de mentiras de los últimos meses ha roto todos los récords.  La cantidad de desmentidas que han sufrido también es récord. Mienten todos los días desde sus pasquines y por la tarde ocultan las desmentidas.

Definir esto en el buen sentido dependerá de la Corte y teniendo en cuenta los últimos fallos, creo será necesario estar muy alertas y MOVILIZADOS porque, como siempre, esta batalla se gana en la calle.

crisbalcon

INFLACIÓN

En Noviembre de 2012 escribí una nota respecto a este tema. La he actualizado hace unos días a pedido de la gente de Bloggers en Acción que están preparando novedades en su página. Pueden acceder a  <<< INFLACIÓN: ¿CULPA DE QUIÉN? <<< desde Archivos y  haciendo click en Noviembre 2012.

El posicionamiento de algunos actores deja bien en claro lo gran preocupación que existe si el gobierno soluciona el tema inflacionario, del que no es responsable pero respecto del cual bien puede tomar cuenta. Y lo está haciendo, sin renunciar a su estilo confrontativo. Porque señores, la lucha es con las corporaciones, las 24 empresas que producen el 80% de todo lo que consumimos. Las 24 empresas que tienen una posición dominante. Ninguna de esas corporaciones hace beneficencia. Ninguna actúa de favor.

El 90% de todo el aceite que se consume y exporta es producido por sólo 2 empresas.

El 85% de todos los lácteos que se consumen en el país lo producen 2 empresas.

El 100% de todo el aluminio con el que se hacen latas y hasta autos lo produce 1 sola empresa absolutamente monopólica.

Sirvan estos ejemplos para explicar la magnitud de la disputa y el tamaño de los contrincantes. Estas 24 empresas deciden el valor de sus productos libremente, pero sin ponderar debidamente sus costos ya que sus márgenes de rentabilidad no guardan relación con esos costos sino con decisiones empresariales, decisiones políticas a través de las cuales ellos deciden la parte de la renta con la que se quedan. Cuanto más grande son esas empresas, menor es la influencia que tiene el salario que pagan a sus empleados en sus costos. Digo esto para los que todavía creen en el falso argumento que la inflación depende de los aumentos salariales y la prueba está en que han sido los propios empresarios que demuestran que no son ellos los que hacen el esfuerzo ya que han declarado que trasladan los aumentos de salarios a precios y el 50% ha dicho que lo han hecho incluso por encima del valor de incidencia de los salarios en el producto.

Y la otra falacia es la mentira de la emisión monetaria. ¿Queda gente que todavía cree en esa mentira? Puede que sí, amigo lector, todavía tengas referencia de alguien que repita  esa soberana estupidez. El gobierno tiene la exclusividad para imprimir papel moneda pero el nivel de emisión está regulado por el Banco Central que atribuye la emisión según criterios de política monetaria, que nunca implican que se regale dinero. Digo esto porque hay los tontos que creen que la emisión implica ponerle en el bolsillo más dinero a la gente cuando el circulante depende de la necesidad de cubrir el efectivo para la sumatoria de transacciones de la economía, más los depósitos que guardan los bancos que debe estar respaldado por dinero contante. En estos tiempos la emisión financia en gran medida al sector público en más del 55% de manera de no enfriar la economía y mantener la obra pública y el nivel de actividad. Otra mentira neoliberal, otra idea de esas que nos estuvieron machacando durante tanto tiempo y que se define simple, ES MENTIRA.

Por eso el acuerdo de precios está siendo bastardeado y boicoteado por los mismos opositores de siempre y por aquellos que quisieran que, como predicen todos los días desde sus pasquines, vuele todo por el aire.

La jugada de la jefatura de la oposición ejercida por el partido clarín y que todo el resto sigue a pie juntillas es esta: Hay que acusar al gobierno todo el tiempo por la inflación, pero sin identificar nunca a los responsables ya que no es el gobierno ni son sus funcionarios los que van a los puntos de venta a remarcar precios. A los responsables los tapamos porque son “nuestras empresas”, nuestros anunciantes y los bancamos a todos para que sigan apropiándose de mayores porciones de renta, o sea, que aumenten sus márgenes de ganancia a costa del poder adquisitivo del pueblo. Así seguirán siendo “nuestros queridos clientes”.

Luego, si el gobierno alcanza un acuerdo de precios con todos los sectores involucrados en la distribución y ventas de productos que pueda contener el alza de precios y servir de base para un acuerdo más amplio, más importante y por más tiempo con todos los sectores involucrados, también incluyendo a los sectores de la producción, entonces boicoteamos esto porque si se contiene la inflación, estamos perdidos, ya no tendremos el argumento acusatorio contra el gobierno y de ellos será todo el rédito.
Y efectivamente, la posición cómoda era acusar al gobierno y al hacerlo, incentivar la expectativa inflacionaria, factor importante si los hay, más de lo que se supone. Pero si SE OCUPAN del tema, si lo reconocen, lo van a solucionar porque a esta gente no le tiembla el pulso para contener a las corporaciones en sus ambiciones rentísticas.

Incluso podrían efectuar un relevamiento de costos en las empresas más grandes y más concentradas para regular los márgenes de rentabilidad, y esa sería la forma más efectiva de control de precios, imponiendo multas combinadas con aumento del impuesto a las  ganancias, llegando hasta el 100% a las empresas que no respeten los valores acordados y facturen por encima de los márgenes establecidos. Por las dudas lo aclaro, este esquema sería válido SOLAMENTE PARA EMPRESAS MONOPOLICAS U OLIGOPÓLICAS, para nada en empresas pequeñas o pymes.

Además, la consigna de TOLERANCIA CERO al aumento de precios más allá de lo acordado para el acuerdo vigente, es una señal y como dijimos, podría sentar las bases para establecer un acuerdo similar pero directamente por un año. Estas cuestiones están en veremos pero con este gobierno, ya se sabe, lo que inicia lo sigue y lo termina, por lo que nadie duda que la cuestión inflacionaria, una vez abocados al tema, será una bandera importante que podrá utilizar el gobierno y cuidar los precios con la colaboración del pueblo. Para eso, el 0800 habilitado para que cualquier ciudadano denuncie aumentos en su supermercado o punto de venta y ya hay información que el accionar de la Secretaría que comanda Moreno es inmediato.
El temor de la jefatura opositora del Partido Clarín, y del resto de los opositores que están sometidos a esa conducción política es enorme y tiemblan de pensar que el gobierno logre atemperar y controlar el alza de precios porque en un año electoral, perder el principal (casi único) argumento de crítica al gobierno, sumado al desprestigio de sus figuras más la confusión ideológica y la inexistencia de propuestas, podría desembocar en una avalancha de votos en las que el 2011 podría resultar un grato recuerdo.

Las declaraciones de Moyano diciendo que es Macri el que garantiza los derechos y reclamos de los trabajadores es de esas cosas que le recuerdan a uno la inexactitud de esa frase diciendo que YA LO HABÍA VISTO TODO. No señor, En Argentina, tenemos un Macri y un Moyano que diariamente nos recuerdan que algo más, aunque incorrecto, es posible.

Mientras tanto, Cristina conduce a mano firme y gobierna. ¿El resto? miran atónitos.

crisbarrio

PD:
EL TEMA DE LA DEMOCRATIZACIÓN DE LA JUSTICIA LO DEJO PARA AL PRÓXIMO POSTEO.

Pronto.

<<< INFLACIÓN: ¿CULPA DE QUIÉN? <<<

“La culpa de la inflación es del gobierno”, es la respuesta rápida y hasta automática de cualquier opositor a quien se le pregunte. También será la respuesta generalizada. Obviamente, esto ha sido IMPUESTO por la construcción de sentido que hacen todos los medios hegemónicos y opositores y el mito se sustenta en que además, nadie o casi nadie se preocupa por intentar explicarlo.

7Da---

Lo primero que hay que decir es que la inflación no es culpa del gobierno, al menos que alguien haya visto legiones de funcionarios remarcando precios en los puntos de venta. Pero ¿a qué se debe que todo el mundo, responda el gobierno? Entonces, descubriremos una intensa madeja de intereses que intentan desviar la mirada para no identificar a los verdaderos responsables.

Luego de 8 años de un intenso crecimiento que expandió la economía a tasas cercanas al 9 por ciento anual, en Argentina comenzó a registrarse una marcada aceleración de los precios. Los representantes de la ortodoxia reaccionaron con rapidez y, hasta podría decirse, con una cuota de goce perverso. Para ellos la inflación obedece a tres determinantes:

1. La exagerada emisión monetaria.

2. El descontrolado crecimiento de la demanda agregada.

3. Los desmedidos aumentos salariales.

Este diagnóstico es el pretexto perfecto para agitar sus inoxidables banderas, aquellas que habían tenido que replegar discretamente después del estrepitoso fracaso de sus políticas durante los años ‘90. Sin siquiera tomarse la molestia de revisar sus viejas ideas luego de haber generado la más profunda crisis económica de la historia, los muertos–vivos del pensamiento ortodoxo regresan para repetir su decálogo de políticas antinflacionarias.

Antes que nada, por vocación monetarista, reclaman la restricción de la emisión de dinero y del crédito, junto con el aumento de la tasa de interés. Al mismo tiempo, exigen poner a raya el presuntamente descontrolado crecimiento de la economía, enfriando la actividad mediante la reducción del gasto público. Por último, exigen que el Estado controle la presunta causa de la inflación que más fastidio les provoca: los aumentos de salarios. En este punto, los propios liberales se olvidan de las supuestas virtudes del libre mercado y claman por un Estado activo en la represión salarial.

Entonces esta es la explicación ideologizada del neoliberalismo pero que lamentablemente, se encuentra extendida en vastos sectores de la población y eso explica que mucha gente siga identificando al gobierno como responsable y esto es algo que todos padecemos en nuestros debates en cualquier ámbito.

Y el hecho de que nadie esboce otra respuesta FORMA PARTE DE LA DESINFORMACIÓN inducida  porque desde los medios hegemónicos repican todo el tiempo con el tema sin señalar NUNCA a los responsables, solamente dicen que NO ES la que miente el INDEC y ciertamente, no es.

sopa

LA DESINFORMACIÓN QUE NOS TOMAMOS CADA DÍA.

La década de los 90 y la canalla mentira del 1 a 1 desindustrializó el país dejando un tendal de desempleo. Cuando Néstor asume, había más desocupados que los votos que sacó. Sin embargo, se inició un proceso de re-industrialización que aparte de generar empleo debía paliar la consecuencia de estar atados a todo lo que venía de afuera para mantener el aparato productivo.

Un régimen de dólar competitivo para mantener rentables nuestras exportaciones en una economía abierta y en expansión enfrenta, por su naturaleza, serios problemas para lidiar con un escenario internacional signado por el aumento en los precios de los productos primarios. Aunque se encuentre deliberadamente ausente en los diagnósticos ortodoxos, es difícil pasar por alto el hecho de que el principal impulso inflacionario que hoy afecta a la economía argentina es de carácter importado.
En un contexto de incremento de los precios internacionales, este empuje externo se traduce primeramente en la economía local en una suba de los precios de los bienes transables respecto de los no-transables, es decir, en una modificación de precios relativos. Una de las especificidades de la economía argentina radica en que los bienes transables ocupan un lugar preponderante en la canasta de consumo de la clase trabajadora. En un marco de menor desempleo, esos aumentos son compensados mediante aumentos del salario nominal como única forma de defender el poder adquisitivo de las remuneraciones. De esta manera, el impulso inflacionario importado termina de transmitirse a la totalidad de los precios una vez que esos incrementos defensivos del salario nominal son trasladados a precios por los productores de bienes no transables, gracias a que estos productos no están sometidos a la competencia del mercado internacional.
En efecto, la desindustrialización tuvo otra consecuencia como ha sido una fenomenal CONCENTRACIÓN de empresas que producen los insumos básicos de la canasta familiar. Es así que ante el fenomenal estímulo de demanda agregada que aporta el gobierno nacional a través de la AUH, las jubilaciones y la apertura y funcionamiento de las 2500 paritarias, el sector empresario concentrado establece una puja distributiva, en tanto intenta apropiarse de esos recursos antes inexistentes a través del simple mecanismo del aumento de precios.

El siguiente cuadro muestra claramente al nivel de concentración de muchas marcas en pocos grupos productores de casi todo lo que consumimos.

consumo

Una política antinflacionaria consiste en FOMENTAR la industrialización para que haya competencia nacional contra las empresas extranjeras concentradas de manera que no sean los únicos actores del mercado junto con una intervención mayor del estado que implique mayores inversiones para aumentar la oferta y no los precios.

Quizás luego de esta explicación sencilla haya podido explicar la complejidad del tema inflacionario que, repito, para no responsabilizar a quienes de verdad aumentan los precios, (con las empresas concentradas de comercialización incluidas), que son los principales avisadores de estos medios constructores de sentido, es decir, las empresas que les interesa el país que publicitan en los medios hegemónicos, éstos toman por el discurso de la anti política culpando al estado y enfocando en el gobierno TODA la RESPONSABILIDAD.

Entonces, ante la gran concentración de productores de bienes y productos de consumo masivo se le suma la concentración que se da de hecho en las cadenas comercializadoras que venden cerca del 75% del total.

En un reconocimiento al tema inflacionario, el gobierno ha empezado a tomar medidas para de alguna forma interceder en esa capacidad de los formadores de precios de subirlos a su antojo y ser ellos los que definan sus tasas de ganancia sin control de ningún tipo. De allí el acuerdo de precios firmado que esperemos dentro de poco se prorrogue a lapsos de tiempo más prolongados. Y que se cumpla. Los empresarios deberían tomar nota que eso es siempre preferible a desafiar al gobierno que en 10 años ya ha dado varias muestras de que cuando encara un tema, nunca retrocede y va hasta el fondo. Y el paso siguiente sería analizar la estructura de costos de las empresas, algo a lo que seguramente los empresarios no sean muy afectos.

Hoy se sabe que el 80% del total de los alimentos y productos de consumo masivo, incluido los de limpieza, son producidos por 24 empresas. Entiéndase bien y compréndase en su total magnitud: solamente 24 empresas alimentan y proveen productos de limpieza a los 40 millones de Argentinos. Si a eso le sumamos que alrededor del 60% de todos esos productos se comercializan en grandes cadenas de supermercados y que esas cadenas son sólo 4 entonces tenemos una idea cabal del altísimo grado de concentración oligopólica de la producción y comercialización de todo lo que consumimos y es allí donde y en quienes radica la RESPONSABILIDAD de los aumentos de precios.  Esto es lo que los grandes medios hacen esfuerzos ingentes por ocultar.

7dabc-

El arreglo es, los medios no identifican ni cuestionan a los formadores de precios en tanto éstos aceptan las condiciones que le imponen las cadenas de comercialización que a su vez gastan fortunas en publicitar sus “ofertas” y “descuentos” en esos mismos medios que establecen e imponen la idea de quien tiene la culpa: Así toman el atajo de echarle la culpa de la  inflación al gobierno. Eso es mucho más fácil que culpar a sus avisadores.

A %d blogueros les gusta esto: